AHSA denuncia ante el SEPRONA una escombrera ilegal junto al río Vinalopó

- Escrito el 08 julio, 2018, 9:00 am
3 mins

La Asociación de Amigos de los Humedales del Sur de Alicante (AHSA) ha denunciado, ante el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA), la existencia de un vertedero ilegal de inertes en las orillas del río Vinalopó a su paso por la partida de Daimés. Según el grupo ecologista, la escombrera denunciada se trata de una antigua gravera donde en la actualidad están siendo vertidos numerosos contenedores de inertes, llegando a haberse formado en los últimos meses una gran acumulación de escombros sobre cerca de 20.000 m2 de superficie, al parecer esta instalación acumula varias denuncias del SEPRONA, sin que éstas hayan afectado a su funcionamiento.

AHSA denuncia que la escombrera provoca un considerable impacto sobre un sector del río relativamente bien conservado, que alberga un elemento arquitectónico de gran interés, como es el llamado azud de la Argamasa.

Además recuerda que se trata de una infraestructura hídrica que data de la época árabe, que se encuentra en el más absoluto abandono y que su imponente muro de hasta 2 metros de ancho, 5 de alto y cerca de 200 de longitud, es testigo de cómo el patrimonio histórico y natural del río Vinalopó se degrada ante la indiferencia de las administraciones.

Por otra parte, la entidad conservacionista se ha dirigido al Ayuntamiento de Elche, para volver a pedir que se actúe contra los vertidos de basuras y escombros que jalonan las orillas del río, aguas abajo del casco urbano. En diciembre de 2016, AHSA presentó un escrito en el que denunciaba diferentes impactos ambientales en el río Vinalopó a su paso por la ciudad de Elche.

Entre ellos destacaba el vertido de escombros y basuras entre los puentes de Barrachina y de la Ronda Sur, buena parte de ellos en terrenos pertenecientes a la zona de policía contigua al Domino Público Hidráulico de este sector del cauce.

En su escrito, AHSA insiste en que además de ser ilegales estos vertidos y degradar un espacio natural como es el río Vinalopó y sus orillas, convierten la entrada sur a Elche en un espectáculo desastroso, trasmitiendo una imagen deplorable que no concuerda en absoluto con la realidad de esta ciudad.

Por último, los ecologistas muestran su decepción por la falta de interés del Ayuntamiento de Elche en relación al control de vertidos ilegales de basuras y escombros y no comprenden como se puede estar tolerando una actividad económica ilegal, que además provoca un destacado impacto sobre una zona sensible como es el río Vinalopó.