Aprender a disfrutar del running

Aunque sus mejores momentos y marcas quedaron atrás, los hermanos Pedro Antonio y Juan Carlos Esteso, dos de los atletas más destacados que ha dado Elche en las últimas décadas, siguen muy vinculados al atletismo, su vida. Comenzaron a correr con apenas 14 años y ya no han parado de hacerlo, a pesar de que varias lesiones musculares se han cruzado en su camino Desde hace seis años, además, se han empeñado en transmitir su experiencia y conocimiento a los atletas aficionados, a los que asesoran para alcanzar un objetivo o, simplemente, para encontrarse mejor consigo mismos. Volver a competir Parejas de hermanos en el atletismo ha habido otras, pero pocas con unos lazos tan fuertes como los Esteso Parejas de hermanos en el atletismo ha habido otras, pero pocas con unos lazos tan fuertes como los Esteso, cuya unión se ha convertido en su marca personal que ellos denominan el 2×1. Una fuerza especial que definen como un sentimiento cuando compiten en el que son dos corazones, pero en un mismo atleta. Además de su trabajo en la tienda Urban Runner y sus entrenamientos para las competiciones de veteranos, ambos atletas tutelan a más de un centenar de deportistas (entre 110 y 120) que quieren iniciarse en las carreras de fondo a través de los grupos de corredores que dirigen: Urban Runners Club en Elche y Enforma Runners en Callosa de Segura. “Para nosotros es importante transmitir el conocimiento, la formación y la pasión que sentimos”, dice Pedro Antonio, a quien avala más de 25 años de práctica del atletismo, especialmente en las disciplinas de fondo y de medio fondo. “Vivimos para correr”, añade el atleta, quien va a volver a competir con su hermano Juan Carlos en los próximos Campeonatos de España para veteranos que se celebrarán en Elche este verano. Grupos de entrenamiento Cualquier persona que lo desee puede unirse a sus grupos de entrenamiento, basta con contactar con ellos en la tienda. El perfil del atleta que entrena con los hermanos Estero es variado y suele tener una edad que oscila entre los 30 y los 45 años. No se precisa una gran base física ni un hábito adquirido para comenzar a entrenar bajo su supervisión. “Tenemos gente de todo tipo, desde el que se prepara para una media maratón o para bajar una determinada marca de tiempo al que solo pretende correr para tener una válvula de escape o hacer ejercicio rodeado de un buen ambiente”, explica el ilicitano. Evidentemente, el volumen de trabajo y la metodología son distintos según el nivel y las aspiraciones, aunque siempre se parte de un calentamiento conjunto. Entre las actividades destacan las carreras por la ladera del río o la montaña, pruebas que se suelen realizar en grupo en un ambiente de camaradería. Cambio de tendencia Marcan como objetivo que «correr forme parte de tu vida» como algo natural y no como una obligación u obsesión Pedro Antonio Esteso desvela un cambio de tendencia con respecto a anteriores generaciones. “Ahora el atletismo parece algo de la gente de mediana edad y no tanto de los jóvenes. Ahora son los padres los que tiran de los hijos para hacer atletismo o deporte”, explica. Pedro Antonio y Juan Carlos entrenan con sus grupos tres veces por semana (martes, jueves y sábado) alternando sesiones en las instalaciones deportivas de la ciudad con otras naturales, como el cauce del río, un escenario que califican como “especialmente atractivo” y que de por sí “invita a disfrutarlo y a hacer deporte”. “Intentamos hacer sesiones progresivas y adaptadas a cada corredor. Y no repetir nunca la rutina de la sesión de entrenamiento para no caer en la monotonía”, señala Pedro, quien añade que el gran objetivo es que “correr forme parte de tu vida” como algo natural y no como una obligación u obsesión. «Por entrenar más no se corre más» (P.A. Esteso) En este sentido, alerta del peligro del “sobre entrenamiento” y de querer entrenar “más de lo que debe”. “Por entrenar más no se corre más. Es mejor descansar un día entre tres entrenamientos que entrenar tres días seguidos”, desvela. Los entrenamientos también son básicos para explicar al atleta como afrontar una cuesta, un sprint o para “aprender a sufrir”. “También hay una preparación psicológica porque los nuevos retos o distancias desconocidas generan desconfianza y diferentes estados de ánimo. Hay que controlar la ansiedad de lo novedoso”, aclara. Según la época del año Los practicantes del ‘running’ se han disparado exponencialmente en los últimos años y fruto de ello es la proliferación de pruebas deportivas de medio y gran fondo que se celebran en la comarca. La ‘fiebre’, además, crece en determinadas épocas del año. “Tras el verano, después de Navidad para recuperar la figura y en primavera, cuando las tardes comienzan a alargar”, explica Pedro. También se aprecia un repunte en la demanda de entrenamientos cuando se acerca la Media Maratón de Santa Pola, una prueba icónica en la provincia, con más de 10.000 participantes, y en la que ya es difícil, señalan, “que no haya una familia de Elche que no tenga al menos un miembro que haya tomado parte en ella”. «Se aprecia un repunte en la demanda de entrenamientos cuando se acerca la Media Maratón de Santa Pola» (P.A. Esteso) Pedro Antonio y Juan Carlos son extremadamente prudentes con ‘sus corredores’, a los que orientan convenientemente hacia las pruebas que, según sus condiciones, les pueden ir mejor. Recuerdan que no todo el mundo puede correr todo tipo de pruebas y que completar una media maratón “no quiere decir que ya estés preparado para una maratón entera”. “Si terminas una media lo que tienes que hacer es habituar a tu cuerpo a esa distancia con más pruebas. Luego ya será tu propio cuerpo el que te pida ir a más”, explica el ex campeón de España de veteranos. «Para correr hay que estar en forma y no al revés» (P.A. Esteso) “Somos prescriptores de salud”, asegura Pedro Antonio Esteso, quien no vuelve la cara a una de las amenazas latentes de los últimos tiempos, la muerte súbita. “Está ahí y hay que admitir que algo puede fallar si no está bien. Por eso hay que tomar medidas y precauciones. Para prevenir cualquier accidente no vale solo con una prueba de esfuerzo, sino un reconocimiento médico. Eso es lo que te dirá si hay algo que puede fallar o no está en condiciones”, avisa. Y es que Pedro Esteso asegura que, al contrario de lo que se suele pensar, “para correr hay que estar en forma y no al revés”. Relacionado

Los hermanos Pedro Antonio y Juan Carlos Esteso tutelan la preparación de más de un centenar de atletas aficionados para que disfruten de las competiciones, mejoren sus marcas personales o se sientan físicamente mejor

- Escrito el 03 junio, 2017, 2:23 pm
9 mins
Aunque sus mejores momentos y marcas quedaron atrás, los hermanos Pedro Antonio y Juan Carlos Esteso, dos de los atletas más destacados que ha dado Elche en las últimas décadas, siguen muy vinculados al atletismo, su vida. Comenzaron a correr con apenas 14 años y ya no han parado de hacerlo, a pesar de que varias lesiones musculares se han cruzado en su camino

Desde hace seis años, además, se han empeñado en transmitir su experiencia y conocimiento a los atletas aficionados, a los que asesoran para alcanzar un objetivo o, simplemente, para encontrarse mejor consigo mismos.

Volver a competir

Parejas de hermanos en el atletismo ha habido otras, pero pocas con unos lazos tan fuertes como los Esteso

Parejas de hermanos en el atletismo ha habido otras, pero pocas con unos lazos tan fuertes como los Esteso, cuya unión se ha convertido en su marca personal que ellos denominan el 2×1. Una fuerza especial que definen como un sentimiento cuando compiten en el que son dos corazones, pero en un mismo atleta.

Además de su trabajo en la tienda Urban Runner y sus entrenamientos para las competiciones de veteranos, ambos atletas tutelan a más de un centenar de deportistas (entre 110 y 120) que quieren iniciarse en las carreras de fondo a través de los grupos de corredores que dirigen: Urban Runners Club en Elche y Enforma Runners en Callosa de Segura. “Para nosotros es importante transmitir el conocimiento, la formación y la pasión que sentimos”, dice Pedro Antonio, a quien avala más de 25 años de práctica del atletismo, especialmente en las disciplinas de fondo y de medio fondo. “Vivimos para correr”, añade el atleta, quien va a volver a competir con su hermano Juan Carlos en los próximos Campeonatos de España para veteranos que se celebrarán en Elche este verano.

Grupos de entrenamiento

Cualquier persona que lo desee puede unirse a sus grupos de entrenamiento, basta con contactar con ellos en la tienda. El perfil del atleta que entrena con los hermanos Estero es variado y suele tener una edad que oscila entre los 30 y los 45 años. No se precisa una gran base física ni un hábito adquirido para comenzar a entrenar bajo su supervisión. “Tenemos gente de todo tipo, desde el que se prepara para una media maratón o para bajar una determinada marca de tiempo al que solo pretende correr para tener una válvula de escape o hacer ejercicio rodeado de un buen ambiente”, explica el ilicitano.

Evidentemente, el volumen de trabajo y la metodología son distintos según el nivel y las aspiraciones, aunque siempre se parte de un calentamiento conjunto. Entre las actividades destacan las carreras por la ladera del río o la montaña, pruebas que se suelen realizar en grupo en un ambiente de camaradería.

Cambio de tendencia

Marcan como objetivo que «correr forme parte de tu vida» como algo natural y no como una obligación u obsesión

Pedro Antonio Esteso desvela un cambio de tendencia con respecto a anteriores generaciones. “Ahora el atletismo parece algo de la gente de mediana edad y no tanto de los jóvenes. Ahora son los padres los que tiran de los hijos para hacer atletismo o deporte”, explica. Pedro Antonio y Juan Carlos entrenan con sus grupos tres veces por semana (martes, jueves y sábado) alternando sesiones en las instalaciones deportivas de la ciudad con otras naturales, como el cauce del río, un escenario que califican como “especialmente atractivo” y que de por sí “invita a disfrutarlo y a hacer deporte”. “Intentamos hacer sesiones progresivas y adaptadas a cada corredor. Y no repetir nunca la rutina de la sesión de entrenamiento para no caer en la monotonía”, señala Pedro, quien añade que el gran objetivo es que “correr forme parte de tu vida” como algo natural y no como una obligación u obsesión.

«Por entrenar más no se corre más» (P.A. Esteso)

En este sentido, alerta del peligro del “sobre entrenamiento” y de querer entrenar “más de lo que debe”. “Por entrenar más no se corre más. Es mejor descansar un día entre tres entrenamientos que entrenar tres días seguidos”, desvela. Los entrenamientos también son básicos para explicar al atleta como afrontar una cuesta, un sprint o para “aprender a sufrir”. “También hay una preparación psicológica porque los nuevos retos o distancias desconocidas generan desconfianza y diferentes estados de ánimo. Hay que controlar la ansiedad de lo novedoso”, aclara.

Según la época del año

Los practicantes del ‘running’ se han disparado exponencialmente en los últimos años y fruto de ello es la proliferación de pruebas deportivas de medio y gran fondo que se celebran en la comarca. La ‘fiebre’, además, crece en determinadas épocas del año. “Tras el verano, después de Navidad para recuperar la figura y en primavera, cuando las tardes comienzan a alargar”, explica Pedro. También se aprecia un repunte en la demanda de entrenamientos cuando se acerca la Media Maratón de Santa Pola, una prueba icónica en la provincia, con más de 10.000 participantes, y en la que ya es difícil, señalan, “que no haya una familia de Elche que no tenga al menos un miembro que haya tomado parte en ella”.

«Se aprecia un repunte en la demanda de entrenamientos cuando se acerca la Media Maratón de Santa Pola» (P.A. Esteso)

Pedro Antonio y Juan Carlos son extremadamente prudentes con ‘sus corredores’, a los que orientan convenientemente hacia las pruebas que, según sus condiciones, les pueden ir mejor. Recuerdan que no todo el mundo puede correr todo tipo de pruebas y que completar una media maratón “no quiere decir que ya estés preparado para una maratón entera”. “Si terminas una media lo que tienes que hacer es habituar a tu cuerpo a esa distancia con más pruebas. Luego ya será tu propio cuerpo el que te pida ir a más”, explica el ex campeón de España de veteranos.

«Para correr hay que estar en forma y no al revés» (P.A. Esteso)

“Somos prescriptores de salud”, asegura Pedro Antonio Esteso, quien no vuelve la cara a una de las amenazas latentes de los últimos tiempos, la muerte súbita. “Está ahí y hay que admitir que algo puede fallar si no está bien. Por eso hay que tomar medidas y precauciones. Para prevenir cualquier accidente no vale solo con una prueba de esfuerzo, sino un reconocimiento médico. Eso es lo que te dirá si hay algo que puede fallar o no está en condiciones”, avisa. Y es que Pedro Esteso asegura que, al contrario de lo que se suele pensar, “para correr hay que estar en forma y no al revés”.