Arenales 113, muerte por éxito

Arenales 113 se había establecido como referencia en el calendario nacional del triatlón de media distancia. Con doce ediciones de trayectoria, el próximo 23 de abril se reinventará en Orihuela, donde sí ha sido bien acogida y variará su nombre para homenajear el 75 aniversario del poeta Miguel Hernández La prueba se gestó en Lanzarote, cuando en el Iron Man de 2004 uno de sus principales valedores y posterior organizador único, Ximo Rubert, conoce a los componentes del Elche Triatlón Club. Ese mismo año, la primera edición ve la luz con una modesta cifra de participación de 115 atletas. En 2009, fecha en que modificó su denominación, el evento pasa a desarrollarse íntegramente en Arenales del Sol Cuatro años después, en 2008, la competición consigue destacarse como campeonato de España coincidiendo con la última ocasión en que acaba en la zona urbana de Elche. Por lo que es en 2009 cuando el circuito pasa a realizarse íntegramente en Arenales del Sol y adopta el nombre de la pedanía en su denominación. Justamente ese año, Arenales 113 roza la desaparición por problemas personales de su organización, pero finalmente sale adelante y continúa creciendo. La competición había fijado su límite de participación en un millar de personas, habiéndolo superado sobradamente en 2014 El paso a sociedad limitada En 2012, el evento madura hasta el millar de participantes y se empiezan a tomar las decisiones internas más trascendentales en cuanto a su funcionamiento. En la edición posterior de 2013 ya empieza a aparecer en los contratos Ximo Rubert como profesional autónomo en vez de la dirección del Elche Triatlón Club, que pasaría a ejercer legalmente como coorganizador. En 2014 se alcanza un volumen de inscripciones de 1400 personas y es cuando se decide limitar la participación a mil por cuestiones de calidad. Hasta que en 2016 pasa a convertirse en una sociedad limitada que propició el choque con la Administración y su definitiva suspensión como desenlace. Triatletas de la talla de Eneko Llanos han visitado la ya extinta cita de la pedanía ilicitana La prueba se gestó en el Ironman de Lanzarote, donde se conocieron los miembros del Elche Triatlón Club y su posterior organizador, Ximo Rubert Arenales 113 ha contado con la presencia de especialistas del triatlón llegados desde muchas partes del mundo, toda la geografía nacional y, por supuesto, también Elche. Algunos, del nivel de Eneko Llanos, subcampeón del Ironman de Hawai. Todos ellos dispuestos a disfrutar de una cita de triatlón por las aguas de la playa del Carabassí, a través de la carretera del aeropuerto y, cómo no, en las famosas y tortuosas escaleras de su carrera a pie. Relacionado

La competición, trasladada a Orihuela, se había asentado como una de las pruebas referencia en el triatlón nacional con un millar de participantes de alto nivel procedentes de toda España y parte del mundo

- Escrito el 10 marzo, 2017, 7:32 pm
3 mins
Arenales 113 se había establecido como referencia en el calendario nacional del triatlón de media distancia. Con doce ediciones de trayectoria, el próximo 23 de abril se reinventará en Orihuela, donde sí ha sido bien acogida y variará su nombre para homenajear el 75 aniversario del poeta Miguel Hernández

La prueba se gestó en Lanzarote, cuando en el Iron Man de 2004 uno de sus principales valedores y posterior organizador único, Ximo Rubert, conoce a los componentes del Elche Triatlón Club. Ese mismo año, la primera edición ve la luz con una modesta cifra de participación de 115 atletas.

En 2009, fecha en que modificó su denominación, el evento pasa a desarrollarse íntegramente en Arenales del Sol

Cuatro años después, en 2008, la competición consigue destacarse como campeonato de España coincidiendo con la última ocasión en que acaba en la zona urbana de Elche. Por lo que es en 2009 cuando el circuito pasa a realizarse íntegramente en Arenales del Sol y adopta el nombre de la pedanía en su denominación. Justamente ese año, Arenales 113 roza la desaparición por problemas personales de su organización, pero finalmente sale adelante y continúa creciendo.

La competición había fijado su límite de participación en un millar de personas, habiéndolo superado sobradamente en 2014

El paso a sociedad limitada

En 2012, el evento madura hasta el millar de participantes y se empiezan a tomar las decisiones internas más trascendentales en cuanto a su funcionamiento. En la edición posterior de 2013 ya empieza a aparecer en los contratos Ximo Rubert como profesional autónomo en vez de la dirección del Elche Triatlón Club, que pasaría a ejercer legalmente como coorganizador. En 2014 se alcanza un volumen de inscripciones de 1400 personas y es cuando se decide limitar la participación a mil por cuestiones de calidad. Hasta que en 2016 pasa a convertirse en una sociedad limitada que propició el choque con la Administración y su definitiva suspensión como desenlace.

Triatletas de la talla de Eneko Llanos han visitado la ya extinta cita de la pedanía ilicitana

La prueba se gestó en el Ironman de Lanzarote, donde se conocieron los miembros del Elche Triatlón Club y su posterior organizador, Ximo Rubert

Arenales 113 ha contado con la presencia de especialistas del triatlón llegados desde muchas partes del mundo, toda la geografía nacional y, por supuesto, también Elche. Algunos, del nivel de Eneko Llanos, subcampeón del Ironman de Hawai. Todos ellos dispuestos a disfrutar de una cita de triatlón por las aguas de la playa del Carabassí, a través de la carretera del aeropuerto y, cómo no, en las famosas y tortuosas escaleras de su carrera a pie.

Los artículos firmados por redacción son aquellos remitidos por terceros para su publicación en el diario digital AQUÍenElche.com