El Ayuntamiento de Elche apoya la petición del Congreso para que el Gobierno elimine el techo de gasto a los municipios que están saneados

- Escrito el 01 diciembre, 2017, 10:40 pm
3 mins
  • La regla de gasto obliga a los municipios a destinar el superávit a amortización de deuda
  • El alcalde, Carlos González, plantea destinar el dinero a políticas sociales, de empleo o de igualdad

“La mayoría parlamentaria del Congreso de los Diputados adoptó ayer una decisión muy importante para los ayuntamientos españoles y ha solicitado al Gobierno la supresión de la Ley de Estabilidad Presupuestaria y la supresión de la aplicación de la regla del gasto a los ayuntamientos que están saneados, que pagan pronto a los proveedores, y a los que como el nuestro tienen niveles bajos de endeudamiento”, manifestó esta mañana el alcalde Elche, Carlos González.

“La Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) también reclama al Gobierno de España y al Ministerio de Hacienda la aplicación inmediata de esa recomendación del Congreso de los Diputados. Nosotros, el Ayuntamiento de la ciudad y yo como alcalde, queremos adherirnos a esa petición de la Federación en la que solicitamos al Gobierno de España que deje de aplicar el techo de gasto a los municipios saneados y penalizados por una regla injusta que nos obliga a destinar el superávit a la amortización de deuda”, agregó el alcalde.

“Queremos, como planteaba la Proposición No de Ley aprobada ayer, que el superávit pueda ser destinado a política social, de empleo o de igualdad. Ése es el sentido de la propuesta y consideramos que es muy importante que se modifique dicha ley para permitir que los municipios como el nuestro, que tienen una muy buena situación financiera, que tenemos un bajo nivel de endeudamiento y superávit muy importante, podamos utilizar dichos recursos para mejorar la vida en la ciudad y dar respuestas a las necesidades que tienen los ciudadanos”, explicó Carlos González.

La moción salió adelante con el voto en contra del PP y de Ciudadanos. El resto de formaciones políticas votaron en contra o se abstuvieron. “Ahora, se trata de que el Gobierno entienda la situación y obedezca el mandato del Congreso de los Diputados”, concluyó González.