David Caballero advierte al Tripartito que su postura aún no es favorable y que mantengan la prudencia

El Portavoz de Cs Elche exige una dotación presupuestaria desde enero de 2018 para evitar incumplimientos o que alguno de los tres partidos del equipo de Gobierno se atribuyan las iniciativas de la formación naranja

- Escrito el 14 noviembre, 2017, 3:02 pm
2 mins

Ciudadanos Elche se reunió ayer tarde con el Tripatito para negociar las 150 medidas que presentaron el pasado viernes.

El Portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos Elche, David Caballero, aconseja al equipo de Gobierno que sean prudentes en sus manifestaciones tras la reunión mantenida ayer con el Tripartito, porque el acuerdo aún no está cerrado y quedan varios flecos por concretar.

Caballero no quiere que el equipo de Gobierno adelante acontecimientos y exige que una parte mayoritaria de las 150 medidas sean incluidas como dotaciones presupuestarias en los Presupuestos, para que los ciudadanos sepan de primera mano qué proyectos se van a realizar en el 2018, “no somos un cheque en blanco para este Tripatito que camina a golpe de advertencias. Nuestro compromiso con asociaciones, colectivos, vecinos del casco urbano y de las pedanías tiene que ser una realidad”.

La formación naranja explica que “no somos ni PP ni PSOE ni Compromís que acumulan desde años atrás hasta la actualidad incumplimientos de forma sistemática con gran parte de la sociedad ilicitana. En Cs Elche no somos iguales que ellos y vamos a cumplir con nuestros acuerdos sociales”.

Desde Cs Elche son conscientes de que los presupuestos del 2018 son los más importantes de la legislatura “y para demostrar que no somos iguales que la vieja política, estamos predispuestos a tenderles una mano en lugar de poner trabas para bloquear la ciudad. Ellos lo hubieran hecho, pero Cs no seguirá esa mala praxis de partidos tradicionales. Los intereses de los ciudadanos están por encima de las siglas y de cualquier estrategia política”.

El Portavoz asegura que su partido mantiene todavía el diálogo abierto con el Tripartito, no consentirán que la ciudad siga paralizada como hasta ahora y mucho menos permitirán que los proyectos que se ejecuten de sus 150 medidas sean apropiadas por ninguno de los tres partidos del Gobierno.