Edgar Juan: «Vamos a estar con el Elche esté en la categoría en la que esté»

El presidente de la Federación de Peñas sueña con la unión de todos los colectivos que apoyan al club Una gran responsabilidad en el peor momento posible. No está siendo fácil para Edgar Juan gestionar las emociones de la Federación de Peñas del Elche, el mayor colectivo de aficionados franjiverdes, en una de las peores etapas de la entidad. La desmoralización generalizada que provocó el descenso administrativo del club en el verano de 2015 dejó una herida profunda que aún necesita tiempo para cicatrizar. Tampoco ayudan las últimas temporadas deportivas, repletas de disgustos deportivos y decepciones. “Hace cuatro años estábamos en Primera División, pero parece que fue hace un siglo por todo lo malo que nos ha pasado en los últimos tiempos”, lamenta Juan, quien llegó a la presidencia de la federación en marzo de 2015. Decepciones seguidas Aunque de un tiempo a esta parte el aficionado del Elche solo recibe bofetadas, Juan no se desanima. “Nos ha pillado la peor racha, pero hay que seguir trabajando y realizando iniciativas porque nuestro apoyo a la entidad está por encima de los resultados o la categoría en la que milita”, señala el presidente de las peñas, quien garantiza que su colectivo estará apoyando al Elche “en la categoría en la que esté”. “Primera, Segunda, Segunda B o Regional. Estaremos apoyando con viajes y con todo lo que haga falta”, insiste Juan, quien reconoce que le hubiera gustado trabajar para el club empujado por el viento de la Primera División. “La afición del Elche es la que se vio en Primera. Eso no fue un espejismo, es real. Pero nos hemos llevado muchas decepciones, muchos palos seguidos, y es normal que ahora exista un gran desencanto”, explica Edgar Juan, quien tiene su propia opinión sobre el consejo y el equipo, aunque recuerda que como presidente de un colectivo debe ser comedido en sus comentarios. Ni siquiera en el escenario futuro más apocalíptico, con un Elche en Segunda B y asfixiado por las deudas, Juan imagina un equipo solo y sin apoyos. “Todo lo contrario. Cuando alguien está mal es cuando más necesita que se le apoye. Nunca dejaremos abandonado al Elche”, reitera. Unión de aficionados Uno de los retos de la directiva de Juan es unir por fin a toda la afición franjiverde, ahora fraccionada entre peñas que pertenecen a la federación y otras que animan de forma independiente. La fractura, explica el presidente, tiene su génesis en la época de José Sepulcre como presidente. “Tardamos en posicionarnos y eso nos pasó factura. No podíamos creer todo lo que se decía. Necesitábamos tiempo para contrastarlo y cuando vimos que era una realidad ya se había producido la fractura”, relata. «Juntos seremos más fuertes y conseguiremos más cosas» “Soy muy cazurro y me he empeñado en que estemos unidos. Cuantos más seamos más fuertes seremos y más conseguiremos”, asegura el aficionado, quien entiende que para la afición franjiverde es mejor “ir juntos de la mano y con una sola voz que cada uno por su parte”. “Si hay muchas voces se pierde fuerza”, añade Juan, quien entiende que lo único que a día de hoy frena esa unión es “una lucha de egos”. “Invito a esas personas a que hablen y cierren esas asperezas. Si no estamos juntos no avanzamos. Mi deseo es que todas las peñas entren en la Federación y a partir de ahí, si es necesario, elegir una nueva directiva”, señala Juan, quien recuerda, eso sí, que para aspirar a ser presidente “primero hay que formar parte del colectivo”. Neutralidad no es debilidad «No nos gusta ser radicales, pero eso no quiere decir que seamos dóciles; si hay algo que no nos gusta se lo decimos al consejo» El dirigente de los peñistas del Elche niega la imagen de colectivo “amable y dócil” con el consejo que se ha querido dar de la federación. Pide que no se confunda “neutralidad y respeto” con “debilidad”. “Somos un órgano independiente del consejo, con el que tenemos firmado un convenio. No somos radicales. Cuando vemos algo que no nos gusta lo decimos pero internamente. Creemos que es mejor aclarar las cosas internamente antes que lanzar un comunicado incendiario sin contrastar la información. Entre otras cosas porque, además de no tener toda la información de lo que sucede, tampoco es algo que dé buena imagen del Elche”, precisa. En este sentido, Edgar Juan recuerda la reciente nota pública de la Federación de Peñas en la que se censuraba la medida de los jugadores de financiar el desplazamiento de los aficionados a Getafe y en la que, además, se les recomendaba que se dedicaran a ganar partidos. “Si hay que dar un tirón de orejas se da. A la directiva nos pareció una buena idea que pagaran el viaje de los aficionados, pero quisimos recordarles que lo mejor que pueden hacer por nosotros es ganar partidos, que para eso están. De los viajes nos podemos encargar nosotros, pero de sumar puntos no”, explica. Otra familia «La afición está tocada pero no hundida» El presidente de la Federación de Peñas pulsa a diario el estado anímico de la afición del Elche. “Está tocada, pero no hundida. Al Elche ahora hay que darle cariño, amor y comprensión porque es cuando más lo necesita, más que cuando estaba en Primera”, reitera. Y para finalizar, Edgar Juan comparte una anécdota reciente vivida en el Martínez Valero que define el sentimiento por el Elche. “En uno de los últimos partidos en casa, una señora que acababa de enterrar a su marido acudió sola al fondo sur, de donde son abonados desde hace más de 15 años, para compartir con los que fueron sus compañeros de grada la mala noticia. A pesar de la pérdida, la esposa quiso volver a su localidad para darle la mala noticia a su otra familia, la franjiverde. Eso es sentir el club. El Elche no es ganar o perder, es otra cosa”, sentencia. Relacionado

Entrevista > Edgar Juan / Presidente de la Federación de Peñas del Elche C.F. (Elche, 1988)

- Escrito el 03 junio, 2017, 9:30 am
8 mins
El presidente de la Federación de Peñas sueña con la unión de todos los colectivos que apoyan al club

Una gran responsabilidad en el peor momento posible. No está siendo fácil para Edgar Juan gestionar las emociones de la Federación de Peñas del Elche, el mayor colectivo de aficionados franjiverdes, en una de las peores etapas de la entidad. La desmoralización generalizada que provocó el descenso administrativo del club en el verano de 2015 dejó una herida profunda que aún necesita tiempo para cicatrizar.

Tampoco ayudan las últimas temporadas deportivas, repletas de disgustos deportivos y decepciones. “Hace cuatro años estábamos en Primera División, pero parece que fue hace un siglo por todo lo malo que nos ha pasado en los últimos tiempos”, lamenta Juan, quien llegó a la presidencia de la federación en marzo de 2015.

Decepciones seguidas

Aunque de un tiempo a esta parte el aficionado del Elche solo recibe bofetadas, Juan no se desanima. “Nos ha pillado la peor racha, pero hay que seguir trabajando y realizando iniciativas porque nuestro apoyo a la entidad está por encima de los resultados o la categoría en la que milita”, señala el presidente de las peñas, quien garantiza que su colectivo estará apoyando al Elche “en la categoría en la que esté”. “Primera, Segunda, Segunda B o Regional. Estaremos apoyando con viajes y con todo lo que haga falta”, insiste Juan, quien reconoce que le hubiera gustado trabajar para el club empujado por el viento de la Primera División.

“La afición del Elche es la que se vio en Primera. Eso no fue un espejismo, es real. Pero nos hemos llevado muchas decepciones, muchos palos seguidos, y es normal que ahora exista un gran desencanto”, explica Edgar Juan, quien tiene su propia opinión sobre el consejo y el equipo, aunque recuerda que como presidente de un colectivo debe ser comedido en sus comentarios. Ni siquiera en el escenario futuro más apocalíptico, con un Elche en Segunda B y asfixiado por las deudas, Juan imagina un equipo solo y sin apoyos. “Todo lo contrario. Cuando alguien está mal es cuando más necesita que se le apoye. Nunca dejaremos abandonado al Elche”, reitera.

Unión de aficionados

Uno de los retos de la directiva de Juan es unir por fin a toda la afición franjiverde, ahora fraccionada entre peñas que pertenecen a la federación y otras que animan de forma independiente. La fractura, explica el presidente, tiene su génesis en la época de José Sepulcre como presidente. “Tardamos en posicionarnos y eso nos pasó factura. No podíamos creer todo lo que se decía. Necesitábamos tiempo para contrastarlo y cuando vimos que era una realidad ya se había producido la fractura”, relata.

«Juntos seremos más fuertes y conseguiremos más cosas»

“Soy muy cazurro y me he empeñado en que estemos unidos. Cuantos más seamos más fuertes seremos y más conseguiremos”, asegura el aficionado, quien entiende que para la afición franjiverde es mejor “ir juntos de la mano y con una sola voz que cada uno por su parte”. “Si hay muchas voces se pierde fuerza”, añade Juan, quien entiende que lo único que a día de hoy frena esa unión es “una lucha de egos”.

“Invito a esas personas a que hablen y cierren esas asperezas. Si no estamos juntos no avanzamos. Mi deseo es que todas las peñas entren en la Federación y a partir de ahí, si es necesario, elegir una nueva directiva”, señala Juan, quien recuerda, eso sí, que para aspirar a ser presidente “primero hay que formar parte del colectivo”.

Neutralidad no es debilidad

«No nos gusta ser radicales, pero eso no quiere decir que seamos dóciles; si hay algo que no nos gusta se lo decimos al consejo»

El dirigente de los peñistas del Elche niega la imagen de colectivo “amable y dócil” con el consejo que se ha querido dar de la federación. Pide que no se confunda “neutralidad y respeto” con “debilidad”. “Somos un órgano independiente del consejo, con el que tenemos firmado un convenio. No somos radicales. Cuando vemos algo que no nos gusta lo decimos pero internamente. Creemos que es mejor aclarar las cosas internamente antes que lanzar un comunicado incendiario sin contrastar la información. Entre otras cosas porque, además de no tener toda la información de lo que sucede, tampoco es algo que dé buena imagen del Elche”, precisa.

En este sentido, Edgar Juan recuerda la reciente nota pública de la Federación de Peñas en la que se censuraba la medida de los jugadores de financiar el desplazamiento de los aficionados a Getafe y en la que, además, se les recomendaba que se dedicaran a ganar partidos. “Si hay que dar un tirón de orejas se da. A la directiva nos pareció una buena idea que pagaran el viaje de los aficionados, pero quisimos recordarles que lo mejor que pueden hacer por nosotros es ganar partidos, que para eso están. De los viajes nos podemos encargar nosotros, pero de sumar puntos no”, explica.

Otra familia

«La afición está tocada pero no hundida»

El presidente de la Federación de Peñas pulsa a diario el estado anímico de la afición del Elche. “Está tocada, pero no hundida. Al Elche ahora hay que darle cariño, amor y comprensión porque es cuando más lo necesita, más que cuando estaba en Primera”, reitera.

Y para finalizar, Edgar Juan comparte una anécdota reciente vivida en el Martínez Valero que define el sentimiento por el Elche. “En uno de los últimos partidos en casa, una señora que acababa de enterrar a su marido acudió sola al fondo sur, de donde son abonados desde hace más de 15 años, para compartir con los que fueron sus compañeros de grada la mala noticia. A pesar de la pérdida, la esposa quiso volver a su localidad para darle la mala noticia a su otra familia, la franjiverde. Eso es sentir el club. El Elche no es ganar o perder, es otra cosa”, sentencia.