Elche se sumó a la celebración del Día Internacional del Pueblo Gitano

“Somos hijas e hijos del intercambio, de la mezcla y del encuentro”, dijo una representante gitana en un salón de plenos abarrotado de público “Nuestra lucha es por un objetivo común, buscar caminos que nos conduzcan a encontrar formas donde la afirmación de la diversidad sea vista como el reconocimiento de lo que realmente somos; somos hijas e hijos del intercambio, de la mezcla, del encuentro y del crecimiento mutuo, lo español no se entiende sin lo gitano, y lo gitano no se explica sin lo español; es tiempo de que nos miremos a los ojos y seamos capaces de sostenernos la mirada”, indicó Albina Gil, una mujer gitana técnica en integración social, durante el acto institucional que se celebró en el Ayuntamiento con motivo de la conmemoración del Día Internacional del Pueblo Gitano. Declaración institucional Albina Gil sustituyó a Mari Carmen Carillo, presidenta de la Asociación de Mujeres Sinando Kalí, que no puedo acudir a Elche por motivos de salud, en el acto oficial en reconocimiento del pueblo gitano. En un salón de plenos hasta la bandera, la concejal de Bienestar Social, Tere Maciá, leyó una declaración institucional firmada por todos los partidos políticos con representación municipal, en la que señaló que “a esta conmemoración se quiere sumar el Ayuntamiento de Elche en pleno porque es una oportunidad para hacer más visible la causa gitana, para reconocer su historia y reconocer las aportaciones culturales y de valores que a lo largo de los tiempos han ido haciendo a la sociedad en general”. Mediante esta declaración, “el Ayuntamiento se compromete a llevar a cabo programas de mejora de la imagen, promoción y difusión de la cultura gitana y de forma especial la promoción de las mujeres gitanas, dado que dentro de esta población ha sido uno de los grupos emergentes en cuanto a su promoción educativa y de cauces de participación a través de asociaciones y grupos”. El Día Internacional del Pueblo Gitano recuerda el primer congreso mundial romaní-gitano celebrado en Londres el 8 de abril de 1971, en el que se instituyeron la bandera y el himno gitanos.  La bandera es verde y azul, y representa el cielo y el campo con una rueda de carro roja en el centro, que simboliza el camino desde India y la libertad. El himno es el Gelem, gelem (Anduve, anduve), compuesto por Jarko Jovanovic, y recuerda a los gitanos y gitanas víctimas del nazismo. El acto contó con la presencia del alcalde, Carlos González, la concejala de Representación Institucional, Mireia Mollà, la portavoz del PP, Mercedes Alonso; y la edil de Ciudadanos, Eva Crisol, además de la ya citada Tere Maciá. El acto en el Ayuntamiento finalizó con una emotiva interpretación del himno gitano, acompañado de guitarra, y el público puesto en pie. Los asistentes bajaron posteriormente hasta el río Vinalopó, donde se celebró la tradicional ceremonia en la que se arrojan pétalos al río y se encienden velas en recuerdo de los antepasados. Por otra parte, el Ayuntamiento colocó una bandera gitana en la pasarela del Vinalopó y el Molí Real estará iluminado con los colores del pueblo gitano, rojo, azul y verde.   Relacionado

La Corporación Municipal se comprometió en una declaración institucional a mejorar la imagen de la cultura gitana, a promocionarla y a difundirla

- Escrito el 09 abril, 2017, 5:24 pm
4 mins
Somos hijas e hijos del intercambio, de la mezcla y del encuentro”, dijo una representante gitana en un salón de plenos abarrotado de público

“Nuestra lucha es por un objetivo común, buscar caminos que nos conduzcan a encontrar formas donde la afirmación de la diversidad sea vista como el reconocimiento de lo que realmente somos; somos hijas e hijos del intercambio, de la mezcla, del encuentro y del crecimiento mutuo, lo español no se entiende sin lo gitano, y lo gitano no se explica sin lo español; es tiempo de que nos miremos a los ojos y seamos capaces de sostenernos la mirada”, indicó Albina Gil, una mujer gitana técnica en integración social, durante el acto institucional que se celebró en el Ayuntamiento con motivo de la conmemoración del Día Internacional del Pueblo Gitano.

Declaración institucional

Albina Gil sustituyó a Mari Carmen Carillo, presidenta de la Asociación de Mujeres Sinando Kalí, que no puedo acudir a Elche por motivos de salud, en el acto oficial en reconocimiento del pueblo gitano. En un salón de plenos hasta la bandera, la concejal de Bienestar Social, Tere Maciá, leyó una declaración institucional firmada por todos los partidos políticos con representación municipal, en la que señaló que “a esta conmemoración se quiere sumar el Ayuntamiento de Elche en pleno porque es una oportunidad para hacer más visible la causa gitana, para reconocer su historia y reconocer las aportaciones culturales y de valores que a lo largo de los tiempos han ido haciendo a la sociedad en general”.

Mediante esta declaración, “el Ayuntamiento se compromete a llevar a cabo programas de mejora de la imagen, promoción y difusión de la cultura gitana y de forma especial la promoción de las mujeres gitanas, dado que dentro de esta población ha sido uno de los grupos emergentes en cuanto a su promoción educativa y de cauces de participación a través de asociaciones y grupos”.

El Día Internacional del Pueblo Gitano recuerda el primer congreso mundial romaní-gitano celebrado en Londres el 8 de abril de 1971, en el que se instituyeron la bandera y el himno gitanos.  La bandera es verde y azul, y representa el cielo y el campo con una rueda de carro roja en el centro, que simboliza el camino desde India y la libertad. El himno es el Gelem, gelem (Anduve, anduve), compuesto por Jarko Jovanovic, y recuerda a los gitanos y gitanas víctimas del nazismo.

El acto contó con la presencia del alcalde, Carlos González, la concejala de Representación Institucional, Mireia Mollà, la portavoz del PP, Mercedes Alonso; y la edil de Ciudadanos, Eva Crisol, además de la ya citada Tere Maciá.

El acto en el Ayuntamiento finalizó con una emotiva interpretación del himno gitano, acompañado de guitarra, y el público puesto en pie. Los asistentes bajaron posteriormente hasta el río Vinalopó, donde se celebró la tradicional ceremonia en la que se arrojan pétalos al río y se encienden velas en recuerdo de los antepasados.

Por otra parte, el Ayuntamiento colocó una bandera gitana en la pasarela del Vinalopó y el Molí Real estará iluminado con los colores del pueblo gitano, rojo, azul y verde.

 

Los artículos firmados por redacción son aquellos remitidos por terceros para su publicación en el diario digital AQUÍenElche.com