¿Cómo funciona la calefacción con pellets?

Si hablamos de sistemas de calefacción, ahora están en auge las estufas de pellets, que son como las estufas de leña antiguas pero modernizadas

- Escrito el 17 marzo, 2018, 12:00 pm
7 mins
Se habla muy bien de ellas, no sólo por su ahorro económico, sino porque es una solución sostenible
Calefacción con pellets

Los pellets están formados de madera prensada provenientes de serrín o virutas. La madera es un combustible neutro porque el CO2 que libera durante su combustión ya ha sido absorbido de la atmósfera mientras el árbol crecía. De manera que si sumas el CO2 absorbido y el CO2 liberado el resultado es cero.

Ahora el uso de calderas de pellets son una tendencia, es algo así como volver al acogedor confort de las antiguas estufas de leña pero con la tecnología actual y logrando ahorrar en el consumo de calefacción.

Se habla muy bien de ellas pero es como todo en esta vida, tienen sus ventajas y también sus inconvenientes. Si te estás planteando instalar una estufa de pellets conviene que conozcas pros y contras para poder decidir con conocimiento de causa.

Ventajas:
  • El pellet es un tipo de biomasa, un combustible que proviene directamente de la naturaleza. Se compone de serrín y virutas prensadas, que provienen de residuos industriales y agrícolas.
  • A partir de restos de ramas, cortezas y astillas trituradas se forman pequeños cilindros de un par de centímetros. Su principal particularidad es el alto poder calorífico que tienen, por lo que se emplean como combustible de sistemas de calefacción.
  • Las estufas de pellet requieren corriente eléctrica para poder quemar el pellet y convertirlo en energía. No te preocupes, si hasta hoy no conocías este tipo de calefacción, su funcionamiento es sencillo, la estufa tiene un depósito donde almacena los pellets, cuando la ponemos en funcionamiento, un tornillo los va trasladando a la cámara de combustión.
Pellets

Una vez allí, los pellets se queman y se avivan gracias a un ventilador que contiene, siempre en función de la potencia seleccionada, emitiendo energía térmica y humos, que se canalizan al exterior a través de una salida trasera donde tendremos conectada una chimenea, por eso la vivienda siempre queda libre de humos.

La biomasa es una muy buena alternativa al petróleo, ya que es un recurso renovable que está más uniformemente distribuido sobre la superficie de la Tierra. En España tenemos una gran ventaja y es que disponemos de “pellets” naturales como las cáscaras de almendra o los huesos de las aceitunas. Por lo que no se necesitan talar árboles, se utilizan los desperdicios de podas. Los pellets no caducan si los mantienes en un lugar seco.

La ceniza que producen este tipo de estufas se recoge generalmente de manera automática en un cenicero que dependiendo del tipo de instalación se variara con mayor o menor frecuencia. Estas cenizas son de origen vegetal, por lo que son ricas en potasio y calcio, suponen un abono de nitrógeno de bajo nivel para tus plantas y no son tóxicas.

Cuando hablamos de estufas de pellets mucha gente puede asociarlas con las estufas de leña de toda la vida, pero existe una diferencia fundamental, las estufas de pellets son ventiladas, lo que quiere decir que mediante un ventilador interno toman aire del local, lo calientan y lo devuelven al local.

Estufa de pellets

Al tratarse de un modo de calefacción nuevo, quizá la primera pregunta que se nos ocurre es si de verdad es efectiva o no. Las estufas de pellets alcanzan rendimientos más altos que las de leña. Hasta un 95% frente a un 75% de aprovechamiento.

Este tipo de energía necesita menos potencia para calentar lo mismo que con otro combustible como el gas o el gasóleo, manteniendo el confort y con un ahorro considerable.

Una limitación de las estufas es que calientan principalmente la habitación donde están instaladas. Para llevar el calor al resto de las habitaciones es necesaria una hidroestufa de pellets.

La ventaja de este tipo de estufas es que calientan todas las habitaciones donde haya radiadores. Para obtener mejor rendimiento, y si tienes posibilidad, puedes utilizarlas también con suelo radiante. Y todavía más, con los componentes necesarios, se puede también llegar a producir agua caliente canitaria.

Es decir, funciona como una caldera de pellet compacta, pero con una estética más cuidada de las estufas. Además de poder disfrutar de la visión del fuego. Y por supuesto con todas las ventajas energéticas de los pellets.

Desventajas:
  • El combustible de pellets es más voluminoso que otro tipo de combustibles, los pellets de madera vienen en sacos que deben ser cargados una vez a la semana (o más a menudo si dispone de compartimientos más pequeños).
  • Las calderas de pellets necesitan realizar un mantenimiento preventivo de cepillado cada 1-2 semanas durante la temporada de calefacción para mantener la mejor eficiencia.
  • La combustión de la caldera produce ceniza y está regularmente debe vaciarse. Pero la ceniza que no es tóxica sirve para fertilizar tu jardín.
Impacto ecológico:

Los pellets es un combustible neutro en carbono. Es una solución sostenible que es mejor para nuestro ecosistema, a diferencia de los combustibles no renovables, tales como el gas natural, el petróleo y la energía eléctrica basada en combustibles fósiles.

Vía: ConCienciaEco
Los artículos firmados por redacción son aquellos remitidos por terceros para su publicación en el diario digital AQUÍenElche.com