El gobierno promete mejorar las conexiones ferroviarias de la provincia

- Escrito el 01 febrero, 2018, 11:30 am
15 mins

La provincia de Alicante ha conseguido una de sus grandes reivindicaciones en materia de transportes.  El pasado mes de diciembre el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, confirmaba que el Cercanías que une la capital alicantina con Villena volverá a funcionar.

Dicha línea llevaba parada desde hace más de diez años, cuando se iniciaron las obras del AVE. La Alta Velocidad ya llegó a Alicante en 2013, pero los Cercanías nunca fueron repuestos.

Villena y Elda

Desde entonces las estaciones ferroviarias de algunas poblaciones como Novelda, Sax o Monóvar quedaron prácticamente en desuso. Hoy se encuentran cerradas, viendo como la inmensa mayoría de los trenes pasan de largo.

Actualmente desde Alicante parten nueve trenes diarios hacia Villena, y viceversa: cuatro talgos, cuatro medias distancia y un regional express. La duración del viaje oscila entre 30 y 50 minutos.

El problema radica en que ocho de estos nueve trenes tan solo se detienen en la estación de Elda-Petrer, marginando al resto de poblaciones de esta zona.

Novelda, Sax y Monóvar

Si queremos bajarnos en Novelda o Sax, solo podremos coger el Media Distancia que sale de Alicante a las 18:46 (habitualmente con retraso, pues viene desde Cartagena). Más vale que tengamos donde dormir, pues para retornar a la capital tendremos que esperar a las 8:30 del día siguiente.

Peor suerte corre aún la localidad de Monóvar. Desde que en 1990 el Ayuntamiento consiguiera que los restos de su ilustre escritor José Martínez ‘Azorín’ fueran trasladados en tren desde Madrid, su estación no ha vuelto a tener actividad.

San Vicente y la UA
El interior de la provincia quedará conectado directamente con la Universidad de Alicante

En 2007 se inauguró la línea de Cercanías C-3 que une Alicante con San Vicente del Raspeig (otra estación que llevaba décadas sin actividad). Consta de tan solo ocho kilómetros de trayecto y tres paradas: Alicante, Universidad y San Vicente.

Esta línea nunca ha sido extendida hacia las comarcas del Medio y Alto Vinalopó, probable razón por la que su tráfico de viajeros es bastante modesto. Más aún desde que los alicantinos tienen la línea 2 del TRAM para ir a la UA, que funciona desde 2013 y su parada está más cerca de la ciudad universitaria.

Según confirmó el ministro De la Serna, ahora se pretende al fin ampliar la C-3 hasta Villena. De esta manera, tanto la ciudad de Alicante como la Universidad quedarán directamente conectadas con el interior de la provincia.

Trayecto y frecuencia

A día de hoy son más de 700.000 personas las que viven en las comarcas del Alacantí, Bajo y Medio Vinalopó. Aunque RENFE ya ha confirmado algunos primeros datos, aún quedan incógnitas en cuanto a los horarios, las paradas, precios o tipos de tren.

La nueva línea entre Alicante y Villena constará de diez trenes al día, en intervalos de 90 minutos

Respecto a la frecuencia, se ha anunciado que saldrán diez trenes al día en intervalos de unos 90 minutos. Actualmente el primer tren que sale hacia Villena arranca a las 8:00, mientras que el último parte a las 19:30. Es de suponer que se ampliarán estos horarios.

En cuanto al trayecto, a falta de confirmación oficial, las paradas del recorrido podrían ser: Alicante, UA, San Vicente, Novelda-Aspe, Monóvar-Pinoso, Elda-Petrer, Sax y Villena.

De ser así, esta nueva línea C-3 constaría de ocho puntos de subida y bajada de pasajeros. Todo ello no significa necesariamente que las estaciones de San Vicente, Novelda, Monóvar o Sax vayan a reabrir sus puertas. El servicio de venta en estos lugares podría funcionar exclusivamente con máquinas automáticas, como ocurre actualmente en algunas paradas del Cercanías Alicante-Murcia.

Modelo de trenes
Los trenes de la línea Alicante-Villena serán más rápidos y modernos que los Cercanías que circulan entre Alicante y Murcia

Aunque aún no sabemos el modelo de Cercanías que tendrá la nueva línea, desde RENFE si nos confirman que serán trenes más rápidos y modernos que los que actualmente conectan Alicante con Elche, Orihuela y Murcia.

Esto se debe a que serán eléctricos, a diferencia de los automotores del Cercanías Alicante-Murcia que funcionan con diésel. En principio, las máquinas que conectarán con Villena podrían ser de la serie 447. Estas unidades eléctricas tienen una velocidad máxima de 120 kilómetros por hora.

Algunas rutas en Madrid, Cataluña, País Vasco o Cantabria ya usan los trenes 447. Si bien, cabe señalar que no son tan modernos como los Cercanías 450 y 451, que tan solo operan por el área metropolitana de Madrid y Barcelona.

Tarifas

Respecto al precio del trayecto, debería ser parecido a los Cercanías de Murcia. Actualmente el billete solo de ida desde Alicante hasta Murcia (80 km de distancia) cuesta 5,75 euros, hasta Orihuela (57 km) 4,25 euros y hasta Elche (25 km) 3,70 euros. Los fines de semana las tarifas aumentan.

Por el contrario, si hoy en día se quiere viajar hasta Villena, a 56 km de distancia de Alicante, hay que pagar un mínimo de 6,05 euros en un tren Media Distancia. El precio sube hasta los 9,85 euros si cogemos un Talgo.

Prioridad

En la presentación del Plan de Infraestructuras Ferroviarias en el núcleo de Cercanías de la Comunidad Valenciana para el periodo 2017-2025, el ministro Íñigo de la Serna anunció que se invertirán un total de 122,86 millones de euros en nuestra comunidad autonómica.

De todo ese dinero, aproximadamente 3,6 millones de euros anuales serán para la línea Alicante-Villena. En principio, éste será uno de los primeros proyectos en llevarse a cabo, por lo que ni mucho menos habría que esperar hasta 2025 para verla en funcionamiento.

Aunque desde el Ministerio no han facilitado plazos, en febrero o marzo ya podríamos conocer más noticias y detalles sobre esta futura línea.

Conexión con el Aeropuerto
También se van a construir los primeros 7 km del tren hacia el Aeropuerto, que no pasará por San Gabriel

Otra mejora ferroviaria, largamente esperada en esta provincia, es el tren al Aeropuerto. Aunque El Altet lleva años aumentando imparablemente su tráfico aéreo y batiendo récords de pasajeros, sigue siendo el principal aeropuerto de la España peninsular sin conexión ferroviaria.

Ya está presupuestado el primer tramo de obras que abarca 7 km cerca de Ciudad de Asís. A este nuevo proyecto se le conoce como ‘la Variante de Torrellano’, pues permitirá conectar directamente la Estación de Alicante con esta localidad, sin tener que pasar por la parada de San Gabriel.

AVE por Elche y Orihuela
En marzo o abril se espera que el AVE ya paré en Elche y Orihuela

Ya está prácticamente terminada la ‘Estación Dama de Elche’, que albergará una parada del AVE que conectará Madrid con Murcia (pasando también por Orihuela). En principio, su inauguración se espera para marzo-abril.

Dicha estación está ubicada en la pedanía de Matola, a unos 4 kilómetros del centro urbano de Elche. Por ello, se ha decidido que el Cercanías Alicante-Murcia también parará aquí.

El Ayuntamiento ilicitano también pidió que esta misma línea abriera otra nueva parada en el Parque Empresarial de Elche, pero esto no ha sido aún confirmado por el Ministerio.

Tren de la Costa
El ‘Tren de la Costa’ Alicante-Benidorm-Denia-Gandía sigue en el aire. Solo se han presupuestado los primeros 10 km

Algo parecido al caso del interior de la provincia ocurre en la Marina Alta. Desde los años 70 el tren que unía Denia con Gandía dejó de existir. Además, ahora tampoco hay conexión directa con Alicante.

El clásico ‘Trenet’, que desde 1915 conectó Denia con Alicante, se modernizó en el siglo XXI con el TRAM. Sin embargo, el viaje entero dura más de 2 horas y media, pues cuenta con 37 paradas y es necesario hacer transbordo en Benidorm.

Además, desde 2016 el tramo Calpe-Denia ha sido suspendido por obras de modernización. Aunque la Generalitat anunció el pasado mes de enero que la primera fase ya está terminada, no se espera que el TRAM vuelva a funcionar hasta el 2019.

El nuevo Tren de la Costa acabaría con todos estos problemas, pues uniría Gandía, Denia, Benidorm y Alicante en un tiempo mucho menor. Sin embargo, de momento el Ministerio solo ha proyectado construir una fase muy inicial de apenas 10 km entre Gandía y Oliva.

Cercanías Alicante-Murcia y Alcoy

Desde hace años, muchas son las demandas de una mejora sustancial de la línea C-1, entre Alicante y Murcia, por parte de sus usuarios. Actualmente el tren tarda una hora y media en efectuar todo el trayecto, y suele sufrir muchos retrasos.

En principio, el objetivo a medio plazo es electrificar toda la línea para que puedan circular trenes eléctricos, más modernos y rápidos que los actuales a diésel.

Así mismo, el Ministerio de Fomento también se ha comprometido a invertir 22 millones de euros en modernizar tramos e instalaciones de seguridad de la considerablemente envejecida línea que une Alcoy con Játiva y Valencia.

Otras demandas

Aún con todas estas intervenciones, algunas parecen inmediatas y otras más en el aire, todavía existen ciertas eternas reivindicaciones en la provincia que no parecen estar en la agenda del Gobierno.

Por ejemplo, el tren entre Alcoy y Alicante se empezó a construir en los años 20 y nunca se terminó. Las comarcas de l’Alcoià y Foia de Castalla continúan, por consiguiente, sin estar conectadas con el resto de la provincia.

Torrevieja pide recuperar el tren que perdió en 1972. El Congreso ha aprobado una proposición no de Ley a favor

También desde Villena piden una conexión con Fuente la Higuera y la línea de Cercanías que actualmente transcurre desde la cercana localidad de Mogente hasta Valencia capital.

Por otra parte, desde 1972 Torrevieja perdió su estación ferroviaria. El Ayuntamiento de la ciudad ha solicitado insistentemente al Ministerio la construcción de una nueva (que podría ubicarse en la zona de Rojales) parar recuperar el tren. El pasado mes de diciembre salió adelante una proposición no de Ley en el Congreso a favor de este asunto.

Alicante es actualmente la quinta provincia más poblada de España, con más de 1,8 millones de habitantes. Nuestra principal fuente económica es el turismo, razón de más para contar con una red de transportes óptima y completa.