Guardamar vive este mes sus fiestas mayores con olor a pólvora y rugir de arcabuces

- Escrito el 02 julio, 2018, 1:00 pm
8 mins
Más de tres mil personas participan en las fiestas de Moros y Cristianos, donde la ´Encantá` cobra el protagonismo que el pueblo le otorga cada año escenificando la leyenda de la dama ibérica

Las fiestas mayores de Guardamar del Segura, de Moros y Cristianos, se celebran en honor a su patrón San Jaime. Son fiestas muy arraigadas, donde más de tres mil personas del municipio participan durante diez días dando al pueblo una actividad y un ajetreo que merece la pena disfrutar.

Homenaje a la Encantá

Empiezan el día 20 de Julio con la noche de la Encantá. Es el día del pregón, donde además se presentan los cargos festeros y las comparsas muestran a sus abanderadas y cada bando a sus capitanes. Esa noche, como cada año, se rinde homenaje a la Encantá. Una escenificación basada en la leyenda de una dama ibérica petrificada, que es liberada de su encantamiento por la figura de un guerrero. Es un espectáculo de unos 40 minutos en el que se mezclan una puesta en escena cargada de luz, fuego, música y agua.

Los días 20 al 23 las actividades varían con la realización de espectáculos musicales en el ´Gastro Truck Guardamar`, mercadillo medieval, correfocs, juegos infantiles y actuaciones musicales tanto de la Agrupación Musical de Guardamar como de la Coral Aromas de Guardamar.

Moros y Cristianos

A partir del día 24 ya hacen su entrada en escena las comparsas de Moros y Cristianos, con la escenificación del pacto de Tudmir y la ´entraeta` de todas las comparsas.

El día 25 es el día del patrón, San Jaime, y no faltan los actos cívico religiosos, homenaje municipal a cargos festeros, misa solemne y procesión, además del lanzamiento de una potente mascletá a las dos de la tarde en la plaza del Ayuntamiento.

Los días 26 y 27 guerrillas y embajadas, donde el olor a pólvora y el rugir de los arcabuces llenan el aire, mientras los bandos disputan su lucha dialéctica por el control del pueblo. El sábado 28 y el domingo 29 desfiles de los bandos moro y cristiano por la avenida País Valenciano y Calle Mayor.

Finalizan el día 29 a la una de la madrugada, con el lanzamiento del castillo de fuegos acuáticos en la playa centro.

Guardamar es un pueblo turístico que alberga extranjeros que viven en él todo el año. ¿De qué forma participan en las fiestas este colectivo?

Están integrados en casi todos los estamentos y asociaciones de nuestro municipio. En todas las comparsas hay socios extranjeros y el nivel de implicación es tal que, incluso, hemos llegado a tener una capitana del bando cristiano que era extranjera y en alguna comparsa desfilan solamente extranjeros.

En cuanto a sus propias fiestas, en las urbanizaciones se suelen realizar eventos de convivencia y confraternización, así como la celebración del día de Europa a principios de junio, y también la realización de actividades con el día de San Patricio, patrón de Irlanda.

¿Qué eventos o celebraciones tienen preparadas con la llegada del turismo?

Los eventos se realizan durante todo el año, son eventos realizados por motivos festivos, culturales o comerciales. Ahora, con la proximidad de las fiestas, están preparándose todo lo relacionado con ellas como actuaciones musicales, juegos infantiles, pasacalles festeros, fuegos artificiales, etc. Pero también tenemos una agenda cultural que conlleva la realización de otros actos a desarrollar durante los meses de verano.

Uno de los actos que se están preparando es la celebración de los 30 años de la Casa de Cultura. Esta concejalía, dirigida por mi compañera Pilar Gay, está organizando con este motivo una serie de actos y espectáculos de calle que sorprenderán positivamente a todos. También se están preparando la realización, durante el mes de agosto, de espectáculos musicales (jazz, blues, flamenco), en distintas plazas del municipio.

¿Cómo aumenta el número de personas cuando llega el verano?
«En verano la población pasa de 20.000 a 70.000 habitantes»

Hablamos que en poco más de 20 días nuestro municipio pasa de los habituales 20.000 ciudadanos, que están afincados durante todo el año, contando a la población de hecho que disfruta de nuestro municipio, pero no está empadronada, a una cantidad cercana a las 70.000 personas. Eso supone un esfuerzo desde el Ayuntamiento en el mantenimiento de los servicios y la atención a los visitantes.

¿El clima del que disfrutamos nos hace vivir más las fiestas?

El clima es un factor que siendo tremendamente positivo para la temporada turística es un hándicap añadido a las fiestas. El calor y la imposibilidad de poder realizar actividades a determinadas horas, por garantizar la asistencia y seguridad de los participantes, nos lleva a tratar de realizar la mayoría de los actos al atardecer, a partir de las siete o las ocho de la tarde cuando ya refresca.

¿La gastronomía es importante en el desarrollo de las fiestas?
Compartir mesa y mantel arraiga las tradiciones

Siempre. La fiesta tiene un alto componente de confraternización y amistad, de compañerismo y risas, y en eso, lógicamente, compartir mesa y mantel lo hace más intenso todavía. Nada comparable a una comida de filá o a una cena de comparsa tras la realización de un desfile, y el brindis y la celebración por el trabajo bien hecho.

La estrella, sin duda, es el arroz, en cualquiera de sus habituales preparaciones en la zona: A banda, con su buen sofrito de ñora de Guardamar; en paella de marisco o mixta, o nuestro popular arroz con conejo. Aunque no podemos desdeñar un buen caldo con pelotas, para recomponer el cuerpo después de días de ajetreo y esfuerzo.