El Hospital General de Elche vuelve a asumir la gestión integral del servicio de alimentación de pacientes, cocinando y sirviendo en el momento

En breve se volverá a dar la opción a los pacientes de elegir un día antes entre varios platos para elaborar su menú

- Escrito el 01 diciembre, 2017, 3:53 pm
5 mins
  • La cocina del Hospital de Elche elabora entre 270 a 370 menús diarios y dispone de 60 dietas distintas destinadas a abarcar todo tipo de necesidades

El Servicio de Cocina del Hospital General Universitario de Elche, adjudicado a la empresa Mediterránea de Catering, ha vuelto a asumir la gestión integral del servicio de alimentación de pacientes, cocinando y sirviendo en el momento.

Además, ya no se encargará de suministrar la comida a los Hospitales de Elda y Orihuela como venía haciendo hasta ahora.

Desde el año 2014, en el anterior concurso público, el servicio ilicitano se encargaba de servir los menús de los 3 hospitales mediante un método en el que se cocinaba la comida en el centro ilicitano dos días (línea fría) antes y se semi-congelaba para suministrarla posteriormente.

Desde hoy, viernes 1 de diciembre, se vuelve a llevar a cabo el proceso que se utilizaba anteriormente al 2014 en el que se cocina y se sirve al momento, incrementando la calidad del servicio considerablemente.

La cocina del hospital ilicitano se encarga de preparar los menús diarios de pacientes hospitalizados en el centro acorde a las patologías que padecen. Una Comisión de Nutrición es la responsable de elaborar las aproximadamente 60 dietas destinadas a abarcar todo tipo de necesidades.

Los profesionales del servicio elaboran una media de de entre 270 a 370 menús diariamente a los pacientes hospitalizados.

Antes de centralizar la cocina de los hospitales de Elche, Elda y Orihuela, el servicio ilicitano daba la posibilidad a los pacientes de elegir, un día previo, el menú que querían consumir. En el caso de pacientes con dieta basal y cuya alimentación no influye en su patología, se ofertarán la elección en el desayuno, así como en la comida 3 primeros platos y 3 segundos, además de poder elegir si se quiere postre lácteo o fruta.

Los pacientes con dieta blanda o pacientes diabéticos o con necesidades alimenticias especiales, elegían entre 2 primeros platos y 2 segundos. Ahora, el Hospital retoma esta modalidad de elección de menú, para lo que se necesitarán unas 3 semanas de adaptación.

En ese sentido, en esta primera etapa de días y hasta que no hayan pasado las fiestas Navideñas, los pacientes tendrán un primer y un segundo plato como opción. Seguidamente a estas fiestas y una vez introducido todos los platos en el ordenador los pacientes podrán optar a una elección entre tres primeros platos, tres segundos platos y tres opciones de postres.

Desde hoy el cocinado de los distintos platos ya está siendo elaborado en cada una de las ingestas por los distintos cocineros que actualmente están en plantilla en el centro.

Funcionamiento del servicio de cocina ilicitano

El servicio de cocina del centro ilicitano cuenta desde años con el programa informático “Trebes” que agiliza la labor de elección y preparación de menús.

Los responsables del Servicio de Cocina explican que “con este programa informático las plantas están conectadas mediante red interna con la cocina. Así, las enfermeras del control de las plantas rellenan la planilla con el tipo de dieta necesaria en el ordenador, y en cocina se visualiza la planilla también mediante el ordenador, se imprimen las dietas con sus diferentes platos para que el enfermo elija y se sube a control. Cuando el enfermo ha elegido mediante una planilla que se rellena tipo test, se baja la planilla a cocina y se pasa por una máquina lectora facilitando así la impresión de las etiquetas”.

La rotación de menús en el Hospital es actualmente semanal, los desayunos se preparan con leche fresca y pasteurizada y las frutas, verduras también son frescas.

Desde cocina explican que “en el servicio de cocina está todo muy cuidado para satisfacer lo máximo posible al paciente. Así, el personal de cocina lleva una indumentaria propia del puesto. Es necesario llevar mascarillas, guantes y cubrecabezas. La ropa de trabajo y el aseo personal es de un elevado grado de limpieza y está prohibido llevar efectos personales como anillos, pulseras, relojes etc. así como comer en el puesto de trabajo”.