«La estabilidad política en el norte de África favorece nuestro turismo»

- Escrito el 02 julio, 2018, 9:00 pm
8 mins
La Generalitat prevé un nuevo verano con récords de turistas, con un incremento «en torno a un 5%»

Como todo el mundo sabe, el turismo sigue siendo nuestra principal fuente de ingresos en la Costa Blanca. Comienza una nueva temporada alta y por ello hemos querido hablar con Raquel Huete Nieves, actual directora general de la Agencia Valenciana de Turismo.

Natural de Guipúzcoa, diplomada en Turismo y doctora en Sociología por la Universidad de Alicante. Ha trabajado como profesora en la UA así como de investigadora de mercados para el sector privado. La estacionalidad, el bréxit, el turismo sostenible o los alojamientos piratas son algunos de los temas que surgen en nuestra conversación.

En 2017 la Comunidad Valenciana llegó a los nueve millones de turistas internacionales, una cifra récord. ¿Qué previsiones tenemos para este verano?

Sabemos que van a aumentar todavía más los viajeros. Esperamos un crecimiento en torno al 5%. La economía internacional se va recuperando y parece que estamos asentando un número estable de turistas.

Pero ese no es nuestro objetivo fundamental. Queremos que lleguen no solo en verano sino a lo largo de todo el año. Parece que también lo estamos cumpliendo, pues venimos de un invierno y una primavera muy positivos.

¿Cómo se consigue que no vengan solo en verano, en una región tan playera como la nuestra?
«Nuestra prioridad es fomentar el turismo cultural de invierno para que no se acumule todo en unos pocos meses»

Estamos promocionando todos los tipos de turismo de invierno. Por ejemplo el cultural, el etnoturismo, la arqueología, las rutas de los Borgia, de los castillos, etc. Todo ello dentro de nuestra campaña promocional ‘Comunitat Valenciana sempre oberta’, en la que recordamos a todo el mundo que estamos abiertos a recibir turistas en los puentes y fines de semana.

Incluso también creemos en el uso de las playas a lo largo de todo el año. Para esto, estamos dando ayudas a los ayuntamientos para que pongan en marcha actividades invernales.

Otra característica de nuestra zona es que suele haber mucha descompensación entre la costa y el interior…

Cierto, también estamos incentivando el turismo del interior. Aquí el alojamiento es siempre más complicado, con mucha fluctuación entre los fines de semana y el resto de días. Ahora estamos mejorando la profesionalización ofreciendo varios cursos.

Parece que últimamente los países del norte de África están teniendo más estabilidad política. ¿Esto puede ser malo para nuestro turismo?

Que haya estabilidad en el Mediterráneo es una buena noticia para todos. Lo que no queremos nunca es que estos países tengan problemas de terrorismo, inseguridad o que sus habitantes fallezcan en el mar tratando de llegar aquí.

Aunque puedan ser más económicos, nosotros no competimos en precio sino en calidad y  diversidad. Ofrecemos unas condiciones que no hay en ningún otro país mediterráneo.

De hecho, cuanto más demanda traigamos al Mediterráneo mejor. Hay muchos estadounidenses, por ejemplo, que eligen como destino venir a España y Marruecos en un mismo viaje. También hay una nueva clase media emergente en países como China o India que están deseando venir aquí.

¿Y qué ocurrirá con los británicos cuando se materialice el bréxit?
«El bréxit puede afectarnos negativamente, pero los británicos tienen demasiados lazos con la Costa Blanca como para que dejen de venir»

De momento no estamos notando muchas consecuencias. Si es verdad que una bajada del poder adquisitivo británico o la libra puede afectarnos negativamente.

Ahora mismo no está claro aún si habrá un bréxit blando o duro y esta inseguridad no es buena. Aún así, la fidelidad que tienen los británicos con la Costa Blanca es muy alta. Hasta el punto de que muchos residen aquí. Quizás reduzcan gastos o acorten sus estancias, pero no creo que nunca dejen de venir.

En cualquier caso, estamos trabajando en Bruselas por las mejores condiciones. Este mayo la Comunidad Valenciana fue la región que defendió al sur de Europa en la negociación del bréxit que se dio en el Comité de las Regiones. Tenemos un peso importante en la UE como región turística.

¿Puede asegurarnos que hemos dejado atrás los años de sobreconstrucción y que nuestro turismo ahora es más sostenible?

La sostenibilidad hoy en día no es una cuestión discutible. Nadie puede dudar del cambio climático, ni de que nuestra costa precisa de una protección. Para ello hemos elaborado el actual Plan de Acción Territorial de la Infraestructura Verde del Litoral (PATIVEL).

Nos jugamos el futuro ya no solo como región, sino incluso como especie. Uno de nuestros principales objetivos, por ejemplo, es el de evitar las grandes concentraciones en espacios concretos.

En cuanto a los hoteleros, siguen reivindicando una mayor lucha contra los alojamientos piratas. ¿Se está llevando a cabo?
«Queremos que sean los ayuntamientos quienes tengan la última palabra sobre los alojamientos en las casas»

Aunque hoy en día se haga a través de plataformas de internet, realmente siempre ha habido economía sumergida. Lo de alquilar las casas en verano lleva ocurriendo desde hace décadas.

Hoy en día estamos trabajando como nunca se había hecho contra este tema. El alojamiento está más regulado, ahora Hacienda ya lo está persiguiendo y controlando. Desde 2015 una persona que oferta su apartamento con fines turísticos tiene obligación de comunicarlo a la policía y someterse a unos mínimos de calidad.

Esto ha supuesto un gran trabajo extra para los funcionarios y a veces es difícil cumplir las expectativas. Pero todo el mundo está trabajando mucho y tengo que agradecérselo.

Este mes de julio entra en vigor una nueva ley autonómica al respecto. Ahora estos alojamientos deberán tener un certificado de compatibilidad turística facilitado por el ayuntamiento. Hemos querido que sean las administraciones locales quienes decidan en cada localidad. Así tienen en su mano evitar procesos de hotelización de zonas. Creo que éste es un gran avance.