Libertad sobre ruedas

El Club Elchepatina cuenta con más de 400 miembros, entre niños y adultos, repartidos entre sus secciones de hockey, velocidad y artístico

- Escrito el 02 febrero, 2018, 9:00 am
10 mins

Hace cinco años, los hermanos Vázquez, Javier y Rubén, recogieron la afición por el patinaje que había quedado huérfana en la ciudad tras la desaparición del Club Patinaje Elche para crear una nueva entidad. Es la legítima heredera de aquella fundada en su día, junto a otras personas, por la célebre Esperanza Lag.

El nuevo club comenzó de cero y apostó por el patín en línea como vehículo para trasportar sus ilusiones en lugar del tradicional patín quad, cada vez menos común. Cinco años después, el equipo ilicitano cuenta con unos 400 componentes y tres secciones: hockey, patinaje de velocidad y artístico.

Escala nacional
Elchepatina empezó como un grupo de amigos en 2013. Hoy ya compiten a nivel nacional e internacional

El Club Elchepatina se ha convertido en el más importante de la Comunidad Valenciana y en uno de los principales de España de patín en línea. Todo ello bajo la premisa de formar la faceta humana y personal de todos los deportistas.

Lo que comenzó como un grupo de amigos y conocidos, que compartían una afición lúdica y deportiva, se ha convertido en una entidad con las raíces cada vez más fuertes y que representa a la ciudad en campeonatos nacionales e internacionales.

Javier Vázquez, actual presidente e integrante de la sección de hockey del anterior club, fue el encargado de levantar Elchepatina desde cero. “Tuvimos que movernos mucho y estar presentes en todos los eventos deportivos y populares para darnos a conocer”, recuerda Javier, quien dirige el club en las pocas horas libres que le deja su profesión de ingeniero de comunicaciones.

Competir o pasarlo bien
Muchos miembros del club compiten en torneos. Otros simplemente se apuntan por diversión o como actividad familiar

Lo que más ha funcionado, sin embargo, es el “boca a boca”, asegura Ángel Arribas, delegado del club y padre de una de sus patinadoras más destacadas. “La gente ve que te lo pasas bien, que es divertido y quiere probar”, explica.

La sección de hockey, con la que Javier tiene una gran afinidad, fue la primera que se creó. Ahora esta disciplina cuenta con un centenar de jugadores. Cerca de 60 personas practican el patinaje artístico y alrededor de 40 el de velocidad.

El club también cuenta con sus escuelas en las que forma a los más pequeños en las diversas disciplinas de patín en línea. “Queríamos cubrir todos los ámbitos del patinaje, pero no solo en lo que se refiere a la competición, sino también en el tema lúdico, social y familiar. Tenemos desde salidas para familias con un nivel básico hasta patinadores que compiten en torneos internacionales”, explica Vázquez.

Todas las edades
«Mucha gente ve el patín como un juguete, pero es un deporte» J. Vázquez (fundador y presidente)

Curiosamente, muchos de los patinadores adultos proceden de otras disciplinas deportivas, principalmente del ciclismo en ruta. “Tenemos desde niños de 5 años hasta gente con más de 50 años”, apunta el presidente, quien admite que para asentar al club en la sociedad ha sido necesario acabar con algunos estereotipos, “como que el patín es más un juguete que un deporte cuando no es así”.

“Si te regalan una bicicleta de montaña piensas que es para hacer deporte, pues con los patines es lo mismo”, añade. Otro cliché vencido, según Arribas, era que el patinaje, en este caso el artístico, era algo exclusivamente femenino. “Es algo que, afortunadamente, se ha superado”, apunta el delegado.

Patinaje en línea

Los escenarios de entrenamiento varían según las secciones. Los jugadores de hockey y los patinadores de artístico se ejercitan en el Toscar y Ciudad Deportiva, mientras que los de velocidad ensayan en una pista especial en Albatera.

Apostar decididamente por el patinaje en línea fue una decisión personal de los hermanos Vázquez, quienes están convencidos de que es el futuro de este deporte. “No creo que el tradicional desaparezca, pero lo que tengo claro es que cada nuevo club que salga lo hará ya en línea”, puntualiza Javier.

Además, el presidente añade que el nuevo patín es “más veloz, atractivo y espectacular”. “La gente piensa que al estar las ruedas en línea es más difícil mantener el equilibrio, pero es todo lo contario”, apunta Arribas.

Sponsors

La búsqueda de patrocinadores es, cómo no, la gran preocupación del club. “Poco a poco vamos encontrando ayudas, que son muy necesarias, sobre todo en el patinaje artístico para poder sufragar los viajes al extranjero”, señala.

Más allá de las ayudas externas, los gastos se cubren con las aportaciones de los socios, más elevadas en la sección de artístico, donde se requieren monitores especializados. “Vamos cubriendo gastos, pero a los patrocinadores les cuesta apostar porque no ven que este deporte tenga mucha visibilidad mediática”, destaca Ángel Arribas.

Próximas citas

Y todo ello a pesar de que el equipo de artística se encuentra en la élite, como se pudo comprobar en el pasado Open Internacional de París.  También en junio, en la localidad irlandesa de Cork, Elchepatina tendrá representación en el World Open.

Antes, en el Campeonato de la Comunidad Valenciana, en Elche, y en el Open Internacional de Madrid, los patinadores ilicitanos aspiran a sumar nuevos éxitos.

En esta sección, el club presume de contar con una patinadora de primera División (Alba Ruiz), cuatro en Segunda (Julia Arribas, Olga Ruiz, Carlos Torres y Rubén García) y nueve en Tercera.

El objetivo del nuevo curso es mejorar los bueno resultados de 2017, en los que el club logró una medalla de oro, dos de plata y una de bronce en el Open Internacional de Huesca.

La importancia de la seguridad
«La sensación de libertad al patinar es única. No se puede comparar con nada más» Á. Arribas (delegado)

Javier Vázquez recomienda con pasión a todo el mundo que pruebe la experiencia del patinaje en línea. “La sensación de libertad no es comparable a nada, es muy placentera”, afirma el presidente, quien precisa, sin embargo, que patinar con velocidad “no es fácil”. “Necesita su entrenamiento y aprender trucos, pero es algo que engancha”, afirma.

Tanto él como Ángel Arribas admiten la importancia de la “seguridad” para evitar sustos y accidentes.  “En la escuela obligamos siempre a llevarlas todas puestas, tanto el casco como las rodilleras y las coderas”, apuntan.

Otra de las opciones que se ofrecen son las de las grandes rutas, con viajes desde Murcia, Santa Pola o Alicante. El comité social del club se encarga de inspeccionar las posibles rutas, siempre en asfalto y alejadas de las grandes vías, y actividades para hacer club.

Un club abierto

Javier y Ángel invitan a todo el mundo a probar. Recomiendan una actividad deportiva que consideran sana para el cuerpo y adictiva. “La sensación de libertad que te da patinar no te la da nada. Ni el ciclismo, ni la natación, ni el atletismo”, resume Arribas, quien sabe de lo que habla porque ha practicado con anterioridad otras disciplinas deportivas.

El club está abierto a cualquier persona que desee probar. Solo necesita ponerse en contacto a través de las redes sociales con los técnicos y allí se le aconsejará y guiará hacia una experiencia que, según garantizan, será apasionante.