Los delitos de odio por condición sexual han aumentado un 36% en el último año en la provincia

- Escrito el 04 junio, 2018, 10:00 am
8 mins
´Visibilitzar en els Serveis Públics` es el nombre de una campaña pionera en España que se ha creado con el objetivo de conseguir que en los centros de trabajo no se discrimine a nadie por su condición sexual

El sindicato UGT-PV ha creado esta campaña pionera en España con la intención de luchar contra la LGTBIFÓBIA en los centros de trabajo, concretamente en los servicios públicos. El lugar de trabajo es el sitio en el que pasamos la mayor parte de nuestro tiempo, y por tanto donde se debe conseguir un ambiente en el que ninguna persona se sienta discriminada, ni sufra acoso, por expresar libremente su sexualidad. A través de esta campaña, el sindicato pretende lograr centros de trabajo libres de discriminación y alcanzar la igualdad de trato de las personas LGTBI.

Según revelan los datos del estudio de delitos de odio del Ministerio de Interior, en 2016 los delitos de odio, en relación a la orientación sexual e identidad de género, aumentaron un 36% en la provincia.

Por otra parte, no poder visibilizar la sexualidad en un centro de trabajo es una discriminación que afecta a los derechos de los trabajadores y trabajadoras, porque se están perdiendo el derecho a determinados permisos familiares por el miedo a ser discriminados al hacer visibles a sus parejas. Han querido llamar a la campaña ´Visibilitzar en els Serveis Públics” por este motivo.

Requiere especial atención el colectivo Trans por sus especiales dificultades en el acceso al mercado de trabajo y por la adaptación en el proceso de transición.

Sectores más vulnerables
«Los sectores más vulnerables son sanidad, educación y fuerzas de seguridad»

Los sectores más vulnerables son la sanidad, por su trato directo a las personas LGTBI en el entorno de la salud, y el sector de la educación, por ser un sector de cuidado a menores. Todavía existen reticencias basadas en estereotipos que hacen que sea un colectivo especialmente vulnerable a sufrir una victimización secundaria, es decir, no recibir el suficiente apoyo de un superior en caso de quejas de padres del alumnado.

Por último, otro colectivo vulnerable en los servicios públicos son los cuerpos y fuerzas de seguridad y emergencias, ya que son colectivos masculinizados y con normas de convivencia que impiden la visibilidad. Además de que tratan y atienden en primera instancia a las víctimas de delitos de odio.

¿En qué consiste esta campaña?

La campaña consiste en la divulgación de este problema a través de tres vídeos que hemos elaborado para difundirlos y que sean vistos por el mayor número de gente posible, así como charlas en lugares de trabajo y centros escolares.

Desde UGT estamos implementando protocolos específicos contra el acoso por orientación sexual o identidad de género para incluir en los planes de igualdad en empresas y administración, así como trabajando también en Planes de Diversidad.

Esta es una campaña hecha por vuestro sindicato. ¿Hace falta mayor implicación del Gobierno en este sentido?

Se necesitan más campañas como esta de sensibilización. Aunque se ha avanzado mucho, ya que en la Comunidad Valenciana se han aprobado recientemente protocolos educativos y una ley integral del derecho a la identidad de género y a la expresión de género (Ley Trans), y también está en marcha el anteproyecto de una ley integral LGTBI. Estas normas se han de desarrollar reglamentariamente para que puedan ser herramientas útiles desde el ámbito sindical.

¿Qué deben hacer quienes se sienten discriminados y acosados en este sentido?
«Queremos que se sientan comprendidos y apoyados»

Saber que no están solos, y acudir a su delegado o delegada sindical que será quien le oriente. Esta campaña va dirigida a los trabajadores y trabajadoras para que sean conscientes de una realidad o bien se sientan acompañados y comprendidos en caso de que sufran acoso o discriminación.

«Estamos formando a nuestros delegados para que puedan dar una adecuada atención»

Desde UGT estamos formando e informando a todos nuestros delegados y delegadas, para que puedan dar una adecuada atención. Una de las acciones son las jornadas que vamos realizando en los centros de trabajo, pero también hemos editado un decálogo para la negociación colectiva que luche contra la discriminación, y estamos trabajando en protocolos y planes de diversidad.

¿En la empresa privada este problema puede ser mayor?

En efecto en la empresa privada puede ser mucho peor, sobre todo si se trata de empresas pequeñas, o no tanto… Hace poco unos grandes almacenes muy conocidos realizaron una campaña en la que aparecía una familia diversa (dos hombres) y la retiró por las presiones sociales. Si eso es la imagen externa, pues el trato a la plantilla imagina.

Es especialmente complicado; creo que ya lo he comentado en las personas TRANS, su tasa de empleabilidad es baja, sigue habiendo reticencias y estereotipos, es un colectivo con el que se tiene que trabajar.

¿Solo os dirigís al sector público?

La campaña está dirigida al sector público, que hay que tener en cuenta que está compuesto tanto de administraciones como de empresas que trabajan para esta, por dos motivos. En primer lugar, porque parece que en la administración todo está conseguido y que no hay discriminación, cosa que no es cierta ya que formamos parte de una sociedad que discrimina y por tanto el porcentaje de intolerancia o discriminación es el mismo que en el resto de la sociedad. Y en segundo lugar, porque la administración tiene que ser un ejemplo para la empresa privada.