«Esto no se lo hacen ni a los perros»

128 personas, entre ellos unos 45 menores, llevan más de tres meses sin luz, ni agua, ni soluciones reales

128 personas, entre ellos unos 45 menores, llevan más de tres meses sin luz, ni agua, ni soluciones reales

- Escrito el 06 Agosto, 2017, 4:00 pm
17 mins

Que el barrio de los Palmerales es una zona marginal es una afirmación que no extraña a nadie. Que en dicho barrio se encuentren actualmente dos bloques completos, el 21 y el 23, sin los suministros básicos es algo que, en los tiempos de la sensibilización social actual, genera un rechazo lógico.

Miguel Amador, vecino del barrio y colaborador de diferentes plataformas como la de antidesahucios, da la voz de alarma ante la situación de estas personas. “Esto solo ayuda a desestructurar. Hay niños, ancianos, gente enferma y esta situación provoca mayores discusiones y problemas a los que ya tienen en su día a día”.

Amador nos argumenta: “Hay que tener en cuenta que estas personas vienen de las cuevas y luego les facilitaron estas viviendas, en las que llevan 30 años. Cuando no se tiene una sociabilidad abierta hacia el pueblo tú te cierras en un gueto, pero no porque quieras, si no por que las instituciones no te ayudan a que salgas. Esta gente se ha amoldado y cuando van a pedir trabajo al no tener formación, ser gitanos y venir de este barrio no lo encuentran. Te tienes que amoldar a lo que tienes y por ello te tienen que ayudar”.

Antecedentes

Hace ya más de tres meses los vecinos de los bloques 21 y 23 comenzaron su particular calvario. El motivo: el corte del suministro de luz, incluyendo el de las farolas de la zona. Pero, ¿por qué se corta la luz a dos bloques enteros?

«Todo partió tras una visita de la Policía Local d´Elx» (EIGE)

Pues cada uno tiene su versión. Los vecinos se encontraron con unos operarios que, según nos cuentan, “nos engañaron, dijeron que iban a poner los contadores fuera y lo que hicieron fue cortar”. Por su parte Teresa Maciá, concejala de Bienestar Social del ayuntamiento de Elche, afirma a este periódico que “el corte lo realiza Iberdrola a raíz de una denuncia y comprobar el estado de las instalaciones” y la Entidad de Infraestructuras de la Generalitat (EIGE), propietario de los inmuebles, nos asegura que esa denuncia proviene de trabajadores del Ayuntamiento. “Todo partió de una visita de la Policía Local d´Elx hace unos meses, en el que manifestaba que se había detectado que el estado de conservación de los cuadros eléctricos, de los contadores de los inmuebles de la calle Limoner, era muy deficiente, debido a las continuas manipulaciones de los vecinos para conectar directamente el consumo de sus viviendas a la acometida eléctrica, por lo que se concluye que la situación del bloque presenta un riesgo notorio para la integridad de los habitantes. Por ello se aconsejó dar parte a la suministradora de energía eléctrica para que adoptara medidas”.

«Los pisos no están así de ahora, esto viene de hace muchísimos años» (T. Maciá)

La EIGE añade: “Como consecuencia del informe de la Policía Local Iberdrola suspendió el suministro eléctrico. Esta actuación provocó la intervención de la Generalitat, a través de EIGE, propietaria de los bloques, pertenecientes al Parque Público de la Generalitat y el Ayuntamiento d’Elx. Así, se llegó a la conclusión de que los bloques 21 y 23 se consideran irrecuperables debido a la devastación física de los edificios”

El caso es que la situación no ha sido sobrevenida. “Los pisos no están así de ahora, esto viene de hace muchísimos años y en estos últimos se ha deteriorado más y se ha complicado más”, nos comenta Teresa Maciá.

Sin luz y sin soluciones

Llegado ese momento, nos encontramos que los vecinos de esos bloques no tienen luz y que están teniendo que usar generadores, con el coste que suponen y con la poca energía que aportan. “Máximo para la luz básica, pero por supuesto no aguantan un frigorífico o un ventilador”. Eso origina que niños, enfermos o ancianos, como una señora con respiración asistida que ha tenido que ir a la residencia, no puedan tener unas condiciones mínimas de subsistencia, agravado por los calores del verano.

Pero no hay solución. Según la Concejala, “imposible porque no es habitable”. Pero si lleva sin serlo más de 20 años como nos dice, ¿no se podría haber buscado una solución antes de generar el problema?

«Yo quiero pagar mi luz y mi agua como todo el mundo y si alguno no quiere que actúen» (Vecina de los Palmerales)

Según los vecinos, “no podemos comprar comida porque todo se pone malo, no podemos calentar un biberón, tener higiene… nosotros queremos pagar la luz y pasa igual con el agua, decimos que queremos pagar y no viene nadie aquí”

Otra de las vecinas nos comenta indignada: “Llevo 16 años en esta vivienda, pagamos unos 100 euros al mes y nadie nos ha dicho ni pio y llevamos ya más de tres meses sin luz. Estoy al corriente del alquiler (nos dice mientras nos muestra los recibos). Dijeron que hiciéramos el boletín de enganche los que estuviéramos en regla y lo hemos pagado hace unos cuatro meses. Yo quiero pagar mi luz y mi agua como todo el mundo y si alguno no quiere pues que actúen”.

Habitabilidad

La EIGE garantiza que estas viviendas no son habitables “por su nivel de degradación y la falta de condiciones mínimas de habitabilidad”, e intenta distanciar el problema aludiendo que esto “deriva de la falta de una política de vivienda del anterior Consell y el abandono de inversiones que se produjo en estos grupos de viviendas. En estos dos bloques, esa falta de inversión ha llevado a la degradación total del inmueble, provocando la declaración de inhabitabilidad, como obliga la ley”.

La EIGE confirma que la degradación se ha producido por la falta de inversión, aunque se la achaque al anterior Consell

Pero, ¿y quiénes eran los anteriores? El propietario de estos inmuebles es la administración pública, llamen a la sociedad gestora como la quieran llamar en cada momento, y es el propietario el responsable de mantener el continente, la parte exterior y dar acceso a los suministros en correcto estado. “Dicen que está deteriorado el edifico y que no se puede vivir dentro, porque es insalubre, por causa de los vecinos. Y yo creo que han equivocado el problema. Si yo alquilo una vivienda el problema es del propietario y por lo tanto lo están enfocando al revés. Lo normal es intentar regularizar y no echar la culpa a los vecinos. El inquilino tiene que mantener los suministros, pero ellos los tienen que dar y más siendo un instituto público”, nos argumenta Amador.

«Tras el informe la EIGE decide que no se puede poner ni luz ni agua» (T, Maciá)

Esa denuncia inicial de la policía activa todo, según confirma Maciá. “Nosotros, cuando se produce el corte de luz, hacemos traslado a los propietarios de las viviendas, que son el EIGE, y en este caso procede a hacer distintas visitas para contrastar. Tras el informe, decide que no se puede poner ni luz, ni agua y que hay que realojar a las personas que tengan contratos de titularidad, y en eso estamos”

Legalidad

Ambas instituciones aluden a la legalidad de los ocupantes. “Los contratos de arrendamiento vigentes en los portales 21 y 23 de la calle Limoner son seis, pero solo en cuatro casos los titulares siguen ocupando las viviendas que les fueron adjudicadas. Los dos contratos restantes siguen vigentes, a pesar de que los arrendatarios han abandonado la vivienda que ha sido ocupada ilegalmente en ambos casos”, afirma la EIGE.

«Para los legales la solución pasa por viviendas transitorias (fuera de Elche, según EIGE) hasta que se tengan otras rehabilitadas en Palmerales» (T. Maciá)

Maciá insiste en este tema: “Ocupante legales hay cuatro y con esos cuatro hay contacto prácticamente diario desde la concejalía. Estamos cotejando los informes de la Policía Local, Policía Nacional, EIGE y la propia concejalía y estamos mediando por un alquiler. En este sentido, la solución pasa por viviendas transitorias hasta que el EIGE tenga otras viviendas rehabilitadas para dárselas en el mismo barrio de Palmerales”.

Los vecinos afectados nos comentan que solo han tenido un par de reuniones en todo este tiempo, sin que les hayan dado solución o alternativa alguna.

Alternativas

Por un momento vamos a centrarnos en las personas que sí están legalmente establecidas y que pagan su cuota de alquiler. ¿Cómo un casero, y más siendo una administración pública, les puede cortar el suministro sin darles alternativa alguna? Volvemos al argumento de la habitabilidad, esa que no se ha cuestionado en años y que ahora, con la denuncia policial, parece correr demasiada prisa.

¿Se está buscando alguna alternativa? Según la EIGE, “sí que se han buscado alternativas y se está estudiando la solución más adecuada. Pero gestionar esta herencia recibida no es nada fácil. Para las cuatro familias que siguen ocupando las viviendas la Generalitat tiene en cuenta que son vulnerables y que se les debe buscar una situación habitacional, hasta que finalmente se decida la situación en que quedan los dos bloques, cuestión que aún se está estudiando para tomar una decisión definitiva.  Al no existir viviendas disponibles para efectuar el realojo en Elx se está buscando en otros municipios próximos”

El caso es que la desesperación de esos vecinos va en aumento. “¿Qué solución nos aportan? Ninguna, que vayamos a un piso de alquiler y que ellos supuestamente nos ponen una parte, ¿y luego qué? Yo tengo cuatro hijos pequeños y si vienen yo de aquí no voy a salir”. Otra de las vecinas afirma: “Ni a un perro se le trata así, no se ha pensado en la gente”.

Otro de los vecinos nos cuenta el caso de su hijo de doce años con ataques epilépticos. “Si le da un ataque por la noche no tenemos ni luz. Tampoco puede descansar adecuadamente con el ruido de los generadores”. “Que nos den una solución y el que no quiera pagar que se lo corten. Yo te invito a ver mi casa por dentro para ver si no está habitable. Hemos ido al Ayuntamiento, a la sede de EIGE en Alicante y todos se limpian las manos”, comentan.

Resto de inquilinos

Si no hay soluciones para los que están legales, obviamente menos se proponen para los que se encuentran en una situación ilegal. Teresa Maciá nos comenta que “el EIGE tiene un listado de ocupantes legales e ilegales y favorecerá a los que tengan contrato en vigor. A aquellos ocupantes sin contrato en vigor, siempre y cuando haya un informe de Bienestar social y una intervención social por medio, el Ayuntamiento les favorecerá, al igual que hace en todos los casos, para que puedan alquilar una vivienda a través de un seguro que hemos puesto en marcha el cual se hace responsable del pago de todas aquellas viviendas que se alquilen de familias que estén en situaciones de exclusión social”.

Conclusión

Pero, llegado al final… ¿qué va a ocurrir con los ciudadanos que se encuentran en estas viviendas? Pues todo parece indicar que, de inicio, tendrán que sobrevivir sin los suministros básicos hasta que llegue esa vivienda transitoria. Amador lo resumen así: “Pienso que esto es como volver a los años 40 o como la situación actual con los Sirios”

Pero la alternativa actual es solo para cuatro familias, para el resto ahora mismo no hay una solución real después de más de tres meses de corte eléctrico. Lejos quedan aquellas palabras en Navidad en el que se decía que en la ciudad de Elche se intentaba que no hubiera nadie en las calles y que se les intentaba convencer y darles solución para sacarles de éstas. La realidad es que quizá, salvo que ocurra algo imprevisto, puede que varias familias acaben ahí. Luego vendrán los problemas de seguridad para todos los ciudadanos y nadie se acordará de todo esto, pero eso será ya otro capítulo.

Desde los 14 años dedicado a esta profesión del periodismo en la que ha ejercido en todos los niveles, desde corresponsal a editor. En la actualidad es el director de los medios de comunicación AQUÍ.