Pelotón de mujeres

Las Biking-As forman un club oficioso femenino de ciclismo que comparte su pasión por la bicicleta y que ha crecido exponencialmente en apenas unos meses

- Escrito el 03 noviembre, 2017, 2:00 pm
8 mins

La mujer está de moda en el deporte español. La onda expansiva de los últimos éxitos de las deportistas femeninas, tanto a nivel individual como de equipo, no ha llegado solo a las nuevas generaciones, que cada vez encuentran más referentes a los que imitar en todas las disciplinas, sino también a muchas mujeres maduras que han decidido dar un paso adelante y practicar su deporte favorito sin complejos.

El Club está integrado actualmente por 27 miembros con edades entre los 29 y 55 años

Hace solo nueve años, cuatro aficionadas al ciclismo decidieron juntarse para compartir su pasión por la bicicleta. Lo que inicialmente fue una quedada entre un grupo de amigas, adictas al mountain bike, ha acabado por convertirse en un oficioso club de ciclismo exclusivamente para mujeres. El boca a boca y las redes sociales han permitido a las Biking-As (cuyo nombre procede de un juego de palabras que une el término ciclismo en inglés con el de las guerreras mujeres escandinavas) multiplicarse de forma exponencial en unos meses, reclutando nuevos miembros en Elche y otros puntos de la provincia para formar un pelotón que ya cuenta con 27 miembros fijos. Y subiendo…

Compartir una pasión

Fue el pasado mes de marzo cuando el grupo, consciente de la dimensión que comenzaba a alcanzar, comenzó a regular sus salidas y a comportarse como un verdadero club, aunque aún se resiste a oficializar su situación y darle cuerpo legal ante la federación valenciana. “Llevamos poquito tiempo y de momento estamos bien así. Formar un club no es el objetivo. Somos un grupo de amigas que salen a compartir una pasión y una forma de vida juntas. Más adelante ya veremos”, explica Núria Juan, una de las fundadoras de las Biking-As.

El grupo cuenta con mujeres de edades comprendidas entre los 29 y los 55 años, y aunque su núcleo duro es natural de Elche también ha sumado para la causa a ciclistas de otras localidades cercanas, como Torrellano, Elda, Alicante o San Vicente del Raspeig. Inicialmente las rutas que se llevaban a cabo eran para bicicleta de montaña, pero ahora ya son salidas cien por cien por carreteras de asfalto. Las Biking-As comparten un grupo de whatsapp por el que coordinan sus salidas y los entrenamientos. “Solemos salir en grupo los fines de semana y durante el resto de los días también quedamos para entrenar”, relata Núria.

Grupo abierto

Pero no todo es salir con la bicicleta. Las Biking-as también realizan otro tipo de actividades que las definen como un grupo organizado y estructurado. Además de contar con un maillot identificativo “más que nada para formar equipo”, si bien no es obligatorio, este grupo de mujeres ciclistas también se reúne para mejorar su formación y el conocimiento de la bicicleta. “Damos cursos de mecánica básica de la bicicleta y también hacemos alguna que otra clase de fuerza”, señala la fundadora del grupo.

Una de las normas no escritas del grupo es que cualquier mujer que lo desee puede unirse a las Biking-as. No es necesario pagar cuotas, basta con querer salir en bicicleta y ser una persona normal. “No hace falta ser una figura, tenemos compañeras de todos los niveles”, apunta Juan, para quien el crecimiento de su equipo obedece simplemente “a que hay muchas chicas que hacen ciclismo, más de lo que parece”. “Hasta ahora estábamos más desperdigadas, repartidas en cuenta gotas en grupos formados por hombres, pero al ver que hay un grupo de mujeres, casi todas del mismo nivel, las chicas se han ido animando y trayendo a su vez a otras compañeras”, relata.

Las Biking-as es un grupo formado por mujeres, pero para nada excluyente, ya que en sus recorridos también se acepta la presencia de hombres. En su libro de ruta figuran salidas por toda la provincia. Desde la ascensión al Maigmó a la ruta de los santuarios de Orito y la Magdalena, pasando por la Font Roja o Banyenes, siempre en ruta de asfalto. También las más atrevidas, o las que tienen un mayor nivel competitivo, se atreven a nivel particular con pruebas en otros puntos de España, siempre a título individual.

Sensibilización

No hay límite para las vikingas, por lo que cualquier mujer interesada en unirse al grupo puede contactar a través de su página de Facebook y allí será aceptada sin problemas. “Cuantas más seamos, mucho mejor”, afirma Núria Juan, quien añade que los conductores suelen ser muy respetuosos con el pelotón femenino. “Nos miran extrañados, pero el comportamiento suele ser bueno”, apostilla. Y es que de un tiempo a esta parte la mayoría de los conductores parece haberse sensibilizado de la situación y muestra, según Juan, un mayor respeto y tolerancia con los ciclistas.

“Ha costado muchas muertes y muchas desgracias, pero sí noto más precaución en los adelantamientos y en la distancia de seguridad. Las campañas, las noticias y la publicidad parece que sí han tenido efecto”, señala la fundadora de las Biking-as, quien también considera que los ciclistas deben ser “más precavidos”. En este sentido, no se atreve a asegurar que las mujeres sean más prudentes que los hombres cuando circulan en bicicleta por la carretera. “Yo creo que no es algo que no tenga que ver con el género, sino con la persona. Hay hombres muy prudentes y mujeres que no lo son tanto. Y viceversa”, añade.

«En este grupo cabe todo el mundo, no importa el nivel sino disfrutar de la bicicleta» (Núria Juan)

Por último, Núria lanza un mensaje a todas las mujeres amantes del ciclismo, pero que dudan si dar el paso de unirse las Biking-as. “En este grupo cabe todo el mundo. Nos adaptamos a todos los niveles. Solo se trata de disfrutar de la bicicleta porque para mí es una forma de vida. Sin mi bici no soy nadie y seguro que hay muchas que sienten lo mismo”, sentencia la ciclista.