Roscones de reyes artesanales ahora también sin lactosa

Más de 15.000 roscones, normales, rellenos, eróticos y, como novedad este año, sin lactosa, se colarán un año más en los hogares alicantinos

- Escrito el 04 enero, 2018, 10:46 am
3 mins

Apenas quedan unas horas para la noche más mágica del año, en la que nos reunimos alrededor del roscón y del chocolate caliente, a la espera de la visita de Sus Majestades de Oriente; aunque en Lozano llevan ya días doblando turnos, duplicando esfuerzos por navidades, trabajando día y noche, para poder tener listos los 15.000 roscones de reyes: mil más que el pasado año y un tercio con respecto a hace cinco.

Miles de roscones que se colarán en los hogares alicantinos, también en aquellos en los que algún miembro presenta intolerancia a la lactosa, y que por fin podrán darse el gustazo de disfrutar de noche marcada en el calendario de grandes y, sobretodo, pequeños.

Y es que en Lozano Repostería Artesanal han decidido dar respuesta a la demanda cada vez mayor de esta variedad. Tampoco faltarán los habituales roscones tradicionales o rellenos de nata, trufa, crema o cabello de ángel, coronados por fruta y con las habituales figuritas de moda escondidas en el interior: Súper Wings, Aviones, Angry Birds, Patrulla Canina…

Otro tipo de juguetes, en cambio, podrán encontrar quienes se decanten por la versión erótica, que cada año encargan más clientes en sus confiterías de Elche. Unas confiterías en las que, de nuevo, podrán canjear los 1.200€ ocultos entre todos los roscones o simplemente adelantarse a la noche del 5 y degustar una porción recién hecha, durante estos días.

Roscones, todos ellos, que en Lozano se elaboran cada año con la responsabilidad de mantener viva la receta original, la que llevan siguiendo desde que abrieron su primer horno en Elche, hace más de 40 años, allá por 1976. Frente a prisas y atajos, en Lozano siguen apostando por la paciencia y empeño por no renunciar a las recetas y procesos tradicionales que nos permiten, hoy, disfrutar del sabor de los roscones de toda la vida, incluso pasados varios días, gracias a sus múltiples fermentaciones para que el dulce esté jugoso.

Detalles que no ha pasado desapercibidos para la Generalitat, que ha distinguido a la empresa con el sello de calidad ‘Artesanía Comunitat Valenciana’.

¡Larga vida al roscón y a la ‘noche de reyes’!