Se cierra el círculo en Elche

- Escrito el 07 junio, 2018, 12:00 pm
6 mins

Elche se expande cada día. Pese a que con el estallido de la crisis económica la construcción de nuevas viviendas y barrios entró en recesión en los últimos tiempos, el aumento de venta de pisos y la realización de nuevos proyectos comerciales, en distintos puntos de la ciudad, ha creado la necesidad de ir estirando los medios de transporte urbanos para interconectar todos estos nuevos puntos.

La línea K se convertirá en una línea circular completa de doble sentido

De cara al primer tercio de 2019, el Ayuntamiento de Elche y AUESA han decidido ampliar la línea de autobuses K para convertirla en una línea circular completa de doble sentido, de tal manera que habrá vehículos con distintivos K1 y K2. Este cambio tiene como objetivo enlazar la zona este de la ciudad con la zona oeste mediante una conexión directa en una de las líneas más demandas, ya que en 2017 registró 1.701.771 pasajeros, 180.000 más que en 2016.

Ciudad conectada

En 2016 el Ayuntamiento realizó un estudio para mejorar la calidad del servicio a los más de once millones de usuarios, que comenzaba por llevar a cabo una reestructuración de la base de las líneas. Se dividió en dos fases, la primera pasaba por conectar el centro comercial de Carrefour con el casco urbano, pasando además por la nueva sede de la DGT. También ampliar la línea K, para llevarla hasta el Hospital General y así cerrar todo el anillo que comprende esa zona, y el refuerzo de la línea L con un nuevo vehículo.

“La siguiente fase del estudio es hacer una reestructuración global de las líneas que las hiciera más sencillas, que los recorridos fueran mucho más lineales para que así fuera más rápida. Se proponía también una modificación del itinerario”, explicaba a este medio la edil de Movilidad Esther Díez, que añadía que el objetivo es hacer las “líneas más rectas y más ágiles”.

Doble sentido

La futura línea K tendrá un doble sentido, interior y exterior. En su parte interior mantendrá su recorrido habitual a través de la zona norte hasta llegar al Hospital General, pero en la nueva parte sur recorrerá diversas calles como Teulada, Pere Joan Perpinyà o la avenida del alcalde Ramón Pastor hasta conectar de nuevo con el Hospital del Vinalopó. Este trazado se hará con una frecuencia de 11 minutos y tendrá más de 13 kilómetros.

Mientras que, en su sentido exterior, que también tendrá 11 minutos de frecuencia, hará en paralelo este recorrido por presidente Adolfo Suárez, Pere Joan Perpinyà, Eduardo Ferrández García, Mariano Soler Olmos y Avet hasta el Hospital General, para continuar con el trazado actual por la zona norte a través de la avenida de la Universidad y avenida de la Libertad y Aljub, hasta el Hospital del Vinalopó.

Más autobuses
Se invertirán 1.140.000 euros en cuatro nuevos vehículos

Esta nueva ampliación no sería posible llevarla a cabo con la flota de autobuses que actualmente dispone AUESA, por lo que se invertirán 1.140.000 euros para la compra de cuatro nuevos vehículos. Dos de estos nuevos autobuses serán híbridos y dos serán EURO VI, iguales que los últimos que se han incorporado, que se ajustan a la nueva normativa de emisiones europea.

“La idea es poder incorporar autobuses menos contaminantes a la flota y de hecho los últimos que se han adquirido, a pesar de que son motores de gasolina, incorporan una planta de urea dentro del autobús para que los gases que se emitan sean más limpios”, reconocía Esther Díez hace unos meses. El objetivo del consistorio es poder adquirir vehículos 100% eléctricos en un futuro, pero las pruebas que realizaron durante el 2017 no fueron satisfactorias.

Dos nuevos autobuses serán con emisiones cero en el centro de la ciudad

Con estos dos nuevos vehículos híbridos se empiezan a introducir autobuses de emisiones cero en el centro de la ciudad, siguiendo la premisa de conseguir un casco urbano con una menor contaminación ambiental. Estos dos ‘coches’ nuevos son parametrizables, de tal modo que en su recorrido por las vías del centro de la ciudad harán su recorrido en modo eléctrico, sin emisiones contaminantes y con un ruido mínimo.