«Tenemos 3.000 metros de huerta, para uso y disfrute de todos»

Entrevista > Salvador Ibarra / Ingeniero agrónomo y director de la Asociación Huerta Solidaria (Elche, 15-septiembre-1960)

- Escrito el 27 marzo, 2018, 5:00 pm
7 mins
Una forma de disfrutar de la naturaleza participando en un proyecto solidario y sano, ubicado en Vallongas

La Asociación Huerta Solidaria nació de un proyecto ideado por Manuel Salvador Ibarra Alpañez, ingeniero agrónomo y propietario de los terrenos de este original huerto ilicitano de la pedanía de Vallongas, hace tres años.

Ante el panorama que se vivía en aquel momento, con la crisis en pleno auge, decidió sacar un rendimiento a su experiencia profesional y a sus tierras, para que muchas personas con necesidades pudieran incluir alimentos de la tierra en su alimentación.

La idea era iniciar, además, a aquellas personas con interés por aprender a cultivar la tierra, y permitir, tanto a los socios como a las personas más necesitadas, comer productos sanos, ecológicos y de calidad. Lo comentó con unos amigos, se ilusionaron, y le dieron forma al proyecto.

Los socios tienen perfiles muy distintos: ingenieros agrónomos, biólogos, gente que le gusta disfrutar de la naturaleza, que les gusta comer sano y jubilados que disponen de tiempo libre.

Los fines de semana suele estar especialmente concurrido. Es una opción para disfrutar en familia, que los niños aprendan a tener contacto con la naturaleza y hacer la compra en el propio huerto. En definitiva, es una forma de disfrutar participando en un proyecto solidario y sano.

¿De qué forma funciona el huerto y quien lo trabaja?
«Algunos pagan una cuota de 20 euros mensuales y se llevan 15 kilos. Otros prefieren trabajar directamente la tierra»

Periódicamente se hace un estudio previo de los productos a plantar, los metros a cultivar y la materia orgánica necesaria para la cosecha. Las personas que lo desean pueden hacerse socios de la huerta, abonando una cantidad de 20 euros mensuales, que les otorga un derecho a llevarse 15 kilos de productos de la huerta al mes.

Otros participan físicamente, sin ningún tipo de aportación económica, dando de su tiempo con regularidad, trabajando la tierra. A cambio de su trabajo, se llevan todos los productos necesarios para su autoconsumo. Otros colaboran sin ser socios, comprando ocasionalmente productos directamente de la huerta.

Una de las vocaciones de la huerta también es educativa. A los que más experiencia tenemos nos complace compartir nuestro conocimiento con los socios menos expertos. Asimismo, los grupos de alumnos son bienvenidos, se pueden organizar visitas guiadas.

¿Qué acciones solidarias habéis realizado hasta el momento?
«Donamos comida para asociaciones que ayudan a los más necesitados, como Cáritas, Reacción Solidaria, los Capuchinos de Alicante o la Emmanuel de San Juan»

Desde que empezó a funcionar la huerta, personas de Cáritas venían a recolectar cantidades importantes de verduras. El problema es que no tenían voluntarios suficientes para recolectarlos y dejaron de venir.

También se donó a la parroquia de los Capuchinos de Alicante, y a la asociación Reacción Solidaria de Alicante. Recolectábamos productos de la huerta, empaquetados en cestas de 10 productos, por un valor de 10 euros, de los cuales 6 nos quedábamos nosotros para financiar el cultivo y 4 correspondía a la donación a los organismos colaboradores, quien la destinaba a ayudar a las personas desfavorecidas.

Otros voluntarios también recolectaban productos y los llevaban a la asociación Emmanuel de San Juan.

¿Necesitáis voluntarios y socios?

¡Necesitamos voluntarios y socios! Quisiéramos incorporar al proyecto nuevos colaboradores que se impliquen para desarrollar y ampliar nuestros proyectos.

¿Que tenéis plantado ahora?

Hemos terminado ya con los cultivos de invierno (cebolla tierna, calçots, coliflores, brócoli, apio, hoja de roble, escarola, alcachofas, habas, lechugas, puerros, cardos y ajos tiernos) y ya tenemos plantado todo el producto de la temporada de verano, principalmente tomates, pimientos, pepinos berenjenas melón y sandía.

¿Es un huerto ecológico?

Actualmente sí; es decir, que no se aplica ningún tipo de tratamiento fitosanitario, solo actúan los insectos depredadores de plagas. Para garantizar una producción más abundante y de mayor vistosidad, el objetivo es transformarlo a producción controlada, que es un método intermedio entre el cultivo tradicional y el ecológico.

¿Qué extensión de tierra tenéis?

Hemos pasado de 7.000 metros a 3.000 actualmente, debido a falta de colaboradores asiduos y de financiación. En caso de que aumentara el número de miembros de la asociación, se podría volver a ampliar la zona.

Lo más complicado es el agua. ¿Cómo la obtenéis?

El agua es imprescindible para los cultivos. Actualmente, regamos a partir de un pozo que tenemos en la propia finca, pero dicha agua es de salinidad alta y al mismo tiempo costosa. En periodos de escasez de lluvia nos vemos en la necesidad de comprar agua dulce para rebajar la salinidad.

¿Puede comprar quién quiera vuestras verduras en el huerto?

Por supuesto. Las personas que lo desean pueden comprar lotes de temporada. También los interesados se pueden poner en contacto al 600976921.