Una ilusión contagiosa

Este año he tenido el privilegio de participar, como director de AQUÍ en Elche, en el jurado de elección de la Reina y Damas mayores de Elche. Debo reconocer que para alguien que no es de esta tierra, como es mi caso, la primera sensación es de ´choque` por el desconocimiento de esta tradición Acepté la propuesta sin dudarlo por varios motivos: conocer este proceso desde dentro, saber más sobre las tradiciones ilicitanas y poder aportar mi experiencia especialmente opinando sobre las candidatas más comunicativas y expresivas. Convivencia con las candidatas Dentro de todo este proceso, y para aquellos que no lo conozcan, realmente todo se hace con mucha seriedad. Las candidatas representantes de cada comisión son presentadas al jurado en unas convivencias, fuera de la ciudad, en las que se permite conocerlas en diferentes momentos: reuniéndose con ellas, charlando en las comidas, viendo su comportamiento con las compañeras, etc. y todo ello con algo que también he aprendido que es importante: sin saber a qué comisión representan para evitar preferencias. Pero además, todo ello se complementa con otros momentos como un desayuno en la que se presentan de forma individual, una cena de gala, los ensayos del día de la elección… es decir, muchas ocasiones para saber quién puede representar mejor a una gran ciudad como es Elche. Los que están inmersos en este mundillo de las comisiones seguro que lo conocen bien, pero a todos los demás puede suponerles, como a mí, un descubrimiento de todo el trabajo que hay detrás de algo que puede parecer un tanto simbólico y que a su vez es tan importante para muchos. Y llega la elección Todo este trabajo, no el del jurado que es el menor, sino el de todos los voluntarios que hacen posible que año tras año sea un éxito, se ve finalizado el día que por fin se celebra la gala de elección de premiadas, acto que también se prepara de una forma extraordinaria para que sea ese momento único que candidatas, amigos, familiares e ilicitanos en general vivan con ilusión. Y si hablo de ilusión no puedo olvidarme de la que tiene cada una de esas candidatas y que he de decir que transmiten. Uno empieza a participar pensando en uno más de las decenas de eventos en los que nuestro grupo editorial está inmerso cada año y acaba contagiado de esa ilusión y responsabilizado por la toma de la decisión final como algo verdaderamente valioso. Ahora acaba esa colaboración para unos pocos que hemos formado los jurados (infantil y mayores), pero continua la de todas esas personas que en cada comisión trabajan para que sigan saliendo niñas y jóvenes que les representen, y el de la Gestora de Festejos Populares y la Unió de Festers del Camp d´Elx para preparar a la nueva Reina y Damas que este año serán ´la cara` de Elche mientras, a su vez, trabajan en la organización para la elección entre las siguientes candidatas. Relacionado

Artículo de Ángel Fernández | Director de AQUÍ en Elche

- Escrito el 05 julio, 2017, 6:34 pm
4 mins
Este año he tenido el privilegio de participar, como director de AQUÍ en Elche, en el jurado de elección de la Reina y Damas mayores de Elche. Debo reconocer que para alguien que no es de esta tierra, como es mi caso, la primera sensación es de ´choque` por el desconocimiento de esta tradición

Acepté la propuesta sin dudarlo por varios motivos: conocer este proceso desde dentro, saber más sobre las tradiciones ilicitanas y poder aportar mi experiencia especialmente opinando sobre las candidatas más comunicativas y expresivas.

Convivencia con las candidatas

Dentro de todo este proceso, y para aquellos que no lo conozcan, realmente todo se hace con mucha seriedad. Las candidatas representantes de cada comisión son presentadas al jurado en unas convivencias, fuera de la ciudad, en las que se permite conocerlas en diferentes momentos: reuniéndose con ellas, charlando en las comidas, viendo su comportamiento con las compañeras, etc. y todo ello con algo que también he aprendido que es importante: sin saber a qué comisión representan para evitar preferencias.

Pero además, todo ello se complementa con otros momentos como un desayuno en la que se presentan de forma individual, una cena de gala, los ensayos del día de la elección… es decir, muchas ocasiones para saber quién puede representar mejor a una gran ciudad como es Elche.

Los que están inmersos en este mundillo de las comisiones seguro que lo conocen bien, pero a todos los demás puede suponerles, como a mí, un descubrimiento de todo el trabajo que hay detrás de algo que puede parecer un tanto simbólico y que a su vez es tan importante para muchos.

Y llega la elección

Todo este trabajo, no el del jurado que es el menor, sino el de todos los voluntarios que hacen posible que año tras año sea un éxito, se ve finalizado el día que por fin se celebra la gala de elección de premiadas, acto que también se prepara de una forma extraordinaria para que sea ese momento único que candidatas, amigos, familiares e ilicitanos en general vivan con ilusión.

Y si hablo de ilusión no puedo olvidarme de la que tiene cada una de esas candidatas y que he de decir que transmiten. Uno empieza a participar pensando en uno más de las decenas de eventos en los que nuestro grupo editorial está inmerso cada año y acaba contagiado de esa ilusión y responsabilizado por la toma de la decisión final como algo verdaderamente valioso.

Ahora acaba esa colaboración para unos pocos que hemos formado los jurados (infantil y mayores), pero continua la de todas esas personas que en cada comisión trabajan para que sigan saliendo niñas y jóvenes que les representen, y el de la Gestora de Festejos Populares y la Unió de Festers del Camp d´Elx para preparar a la nueva Reina y Damas que este año serán ´la cara` de Elche mientras, a su vez, trabajan en la organización para la elección entre las siguientes candidatas.

Desde los 14 años dedicado a esta profesión del periodismo en la que ha ejercido en todos los niveles, desde corresponsal a editor.
En la actualidad es el director de los medios de comunicación AQUÍ.