El uso de pesticidas hace peligrar la existencia de abejas

Entrevista > Carlos Muñoz Wilde / Apicultor profesional y responsable del sector apícola de la Unió de Llauradors i ramaders

- Escrito el 28 marzo, 2018, 2:00 pm
12 mins
La producción de miel en la Vega Baja es de 200 toneladas y supera las 6.000 en el total de la Comunidad Valenciana. De éstas, el 80% procede de colmenares profesionales

Las abejas son cruciales para el ser humano. Los problemas que las afectan suponen una importante amenaza para la alimentación mundial. Son muchas las voces que están alertando para que se evite la alarmante pérdida de población de este vital insecto, causada principalmente por los incendios, la pérdida de flora y, sobre todo, el uso de pesticidas.

Los problemas que afectan a las abejas suponen una importante amenaza para la alimentación mundial

Son los apicultores los que, con sus colmenas, polinizan la mayoría de los cultivos hortícolas de la Vega Baja haciéndolos más rentables: melones, sandías, pimientos y todo tipo de vegetales que cultivan. La mayoría de apicultores de la Vega Baja hacen largas trashumancias. Deben trasladar sus colmenas buscando floraciones, que es la fuente de alimentación de las abejas: néctar, polen.

Trashumancia

Del total de colmenas alicantinas más del 80% hacen trashumancia y las mueven hacia otras comunidades autónomas (54.089 colmenas salen de Alicante hacia otras zonas). Sólo una pequeña parte de la cabaña apícola alicantina (2.066 colmenas) no se mueven de su asentamiento.

La raza autóctona es la negra ibérica (apis mellifera iberica), muy adaptada a nuestras condiciones de clima mediterráneo y perviviente por miles de años. La importación de razas foráneas está erosionando el comportamiento genético de la raza autóctona, y su eficacia genética y económica no está del todo comprobada.

En la provincia de Alicante hay casi sesenta mil colmenas, y si consideramos una media de 50.000 abejas por cada una la cifra resultante son millones de abejas polinizando los diferentes cultivos y flora silvestre de nuestra provincia.

Importación
Nuestra Comunidad es la principal productora de miel de Europa

La producción en la Vega Baja es de 200 toneladas de miel, y en toda la Comunidad Valenciana de 6.100 toneladas. De éstas, el 80% procede de colmenares profesionales. Nuestra Comunidad es la principal productora de miel de España y de Europa. Sin embargo, nuestros apicultores tienen que afrontar las importaciones de miel de otros países como China o Argentina.

Como dato orientativo, en 2011 en España importamos 56.962 toneladas de miel de China y 28.767 de Argentina. El principal punto de entrada es el puerto de Valencia. Estas mieles son en su mayoría de baja calidad y, en muchos casos, adulteradas en origen; y son de inferior calidad a nuestras mieles. Sus precios son bajos, por lo que los apicultores valencianos tienen muy difícil competir.

¿Los pesticidas están haciendo peligrar la existencia de las abejas?

Sí. Existe una reglamentación sobre el uso de los biocidas y una prohibición clara de su utilización en floración. Sobre todo en frutales, algunos están permitidos sólo en invernaderos, pero se producen intoxicaciones de colmenas con estas sustancias prohibidas como el metiocarb, por ejemplo.

Otros de los biocidas dañinos para las abejas, y todos los polinizadores, son los insecticidas neurotóxicos utilizados frecuentemente con las semillas certificadas. La Unión Europea se ha manifestado claramente contra estos neurotóxicos y a favor de las abejas y de los polinizadores (España ha votado en contra de esta prohibición).

¿Cómo se cosecha la miel?

El apicultor es el pastor de las abejas. Sin nosotros éstas ya habrían desaparecido de la faz de la tierra. Es un trabajo dura que requiere ternura y algo de romanticismo. Debemos buscar las mejores floraciones y cuidar sanitariamente nuestras abejas, y también de forma legal. Nos atenemos a la normativa de asentamientos, traslados y ordenanzas municipales y autonómicas, todas con coste económico para el apicultor, mientras que nosotros no cobramos por el trabajo gratuito que realizan nuestras colmenas como polinizadores.

Tenemos que cuidar la sanidad de nuestros colmenares. Existe toda una ordenanza sanitaria, que debemos cumplir, que incluye las patologías más frecuentes en nuestras colmenas: varroosis, nosemiasis, etc. Cada uno de estos patógenos tiene un ciclo diferente de desarrollo, por lo cual los tratamientos también son en épocas diferentes.

Y no sólo los patógenos son importantes, sino que también el clima. Llevamos cuatro años de sequía. No hay floraciones en el campo, lo que nos obliga a alimentar nuestras colmenas para que no mueran, que es otro coste externo a nuestra explotación.

En cuanto al proceso, las abejas depositan el néctar de las flores en los paneles de las colmenas. Una vez que sellan las celdas esta miel queda como reserva para la alimentación de las larvas y abejas. Cuando esta miel está madura es el momento en el que la castramos. Cortamos los opérculos que sellan las celdas y la extraemos por diferentes procesos: centrifugación o prensado. Una vez filtrada de impurezas y eliminado el oxígeno ya está disponible para su venta a granel o envasada.

¿Qué flores son las mejores?

Las abejas no son selectivas en su pecoreo-recolección del néctar. En la Vega Baja queda muy poco territorio agrícola, por lo que las posibles floraciones son escasas. Es el azahar una de las fuentes de mayor producción de miel y de alimentación de nuestras abejas antes de iniciar la trashumancia. El cultivo de la alfalfa y de la granada es también una fuente de buena cosecha de miel.

Pero la Vega Baja es utilizada preferentemente como zona de invernada de las colmenas.

¿Cómo se realizan las ventas?

No existe una cadena de venta directa del apicultor al consumidor, aunque ya se ha reglamentado este tipo de venta. En la Vega Baja las empresas comercializadoras son pocas y los acopiadores (personas que buscan miel para comercializadores de la zona o de otras comunidades autónomas) son más. 243 explotaciones apícolas podrían comercializar en común bajo una marca de calidad propia. Actualmente la venta de miel es en bidones de 300 kilos directamente a los comercializadores y una pequeña cantidad con envases propios.

¿De qué datos disponen en cuanto a explotaciones en la Vega Baja?

Hasta la fecha no disponemos de datos reales comarcales del número de explotaciones y colmenas. Es un estudio que realizaremos desde la Unió. Aunque no es fácil, pues más del 80% de los apicultores de la Vega Baja realizan trashumancia y su domicilio fiscal no coincidente con el de la explotación. La mayoría de apicultores llegan con sus colmenas a Soria y Segovia.

El número de apicultores ha disminuido, pero las explotaciones que quedan tienen mayores dimensiones. Hay un mayor número de apicultores profesionales.

En cuanto a la producción de miel ésta ha variado. Actualmente Alicante produce 715 toneladas de miel de las que 200 provienen de la Vega Baja. En total en la Comunidad Valenciana se producen 6.100 toneladas de miel. Formentera del Segura concentra el mayor número de apicultores: 9. Éstos controlan 2.000 colmenas y el mayor apicultor tiene 700. Le siguen Benejúzar, Orihuela y Rojales.

Reivindicaciones:
  • Eliminación del Acuerdo de polinización Cruzada que nos impide producir miel de azahar cuando existe una marca de calidad para la miel de azahar valenciana.
  • Identificación clara de la miel que compra el consumidor y de su procedencia.
  • Mayor control sanitario en frontera de la miel importada y que se les aplique las mismas normas de calidad que a las nuestras.
  • Mayor control de las mieles expuestas en los terminales de compra y de los bidones de la miel a granel. La trazabilidad debe ser obligatoria para todas las mieles, tanto en el origen como en el comercio
  • Protección de la producción local. Los apicultores somos los guardianes de la naturaleza y damos vida en muchos pueblos pequeños que sin nuestra actividad habrían muerto. Queremos que se consuma miel local (el consumo de miel en España no llega a 0,50 kg por habitante y año).

Tortas escaldás con miel

Ingredientes

Medio kilo de harina, medio litro de aceite, 1/4 litro de anís, Matalauva (un puñado opcional), agua, miel, corteza de limón y canela al gusto.

Preparación

Poner en un cazo la harina. Calentar el aceite hasta que hierva y sofreír la harina. Remover con una cuchara de palo hasta que quede bien amasado.

Cuando enfríe un poco añadir el anís. Ahora se amasa con las manos hasta que ligue todo. Extender la masa para realizar figuras o hacer círculos. La masa se debe pinchar un poco antes de hornear para que luego penetre con facilidad el resto de ingredientes. Dejar enfriar.

En agua caliente se disuelve la miel, se agrega la canela y la corteza de limón. Ya disuelto todo se mojan las tortas con ella -la solución anterior no debe ser muy líquida-y se deja enfriar.

Se guardan en un recipiente para ir consumiendo.