«El Hospital de Elche funciona por enchufismo puro»

Juan Carlos denuncia que la Administración habría dado una plaza de ingeniero industrial a una persona que ni siquiera tiene la titulación

- Escrito el 06 noviembre, 2018, 11:00 am
7 mins
Referente al contenido de esta entrevista, la parte aludida nos manda las siguientes consideraciones que nosotros reproducimos literalmente dando cabida a todas las opiniones, como siempre hacemos desde cualquiera de los periódicos de nuestra editorial AQUÍ Medios de Comunicación:

Comunicado de repulsa y condena a las injurias y calumnias vertidas por Juan Carlos Segura a mi persona

Quiero desmentir categórica y rotundamente las injurias y calumnias vertidas hacia mi persona por parte de Juan Carlos Segura, a través de una entrevista publicada en el periódico ´Aquí en Elche` en su edición de Noviembre de 2018.

Me limito a manifestar mi repulsa y a informar de que, dada la gravedad de las afirmaciones publicadas y el agravio que suponen hacia mi vida personal y laboral, ya se han iniciado las acciones legales oportunas para reparar el daño realizado.

MARINA DE LOS ÁNGELES MARTÍNEZ FRUCTUOSO, INGENIERO TÉCNICO DEL HOSPITAL GENERAL UNIVERSITARIO DE ELCHE

 


 

Entrevista > Juan Carlos Segura / Ingeniero industrial

 

El pasado 29 de septiembre Juan Carlos Segura Martínez interpuso una denuncia por registro administrativo interno contra el nombramiento de María de los Ángeles Fructuoso como ingeniera industrial del Hospital General de Elche. Según asegura, detrás de esta asignación hay toda una auténtica trama de enchufismo para regalar el puesto a esta persona.

En AQUÍ en Elche hemos querido hacernos eco de esta grave denuncia y hemos hablado con Juan Carlos. También hemos intentado ponernos en contacto con el Hospital General de Elche para conocer su versión de los hechos, pero no hemos obtenido respuesta.

 

¿Qué ocurre en el Hospital General de Elche?

Aquí hace tiempo que se lleva funcionando con enchufismo puro. Antes hacían entrevistas de trabajo y contrataban a los profesionales que más les gustaba, como si fuera una empresa privada. Evidentemente una institución pública no debería funcionar así.

 

Pero ahora si han contratado a su ingeniera de mantenimiento por bolsa de trabajo.

Recientemente la Administración sacó una bolsa de trabajo para instituciones sanitarias, a la que yo me presenté como ingeniero industrial. También se presentó una tal Marina de los Ángeles Fructuoso, pero en la publicación de la bolsa provisional se quedó fuera de la lista, porque carecía del título específico al ser ingeniera aeronáutica.

 

Sin embargo, ¿le acabaron dando la plaza a esta persona?

Es peor aún. Lo que hizo entonces la Administración fue jubilar forzosamente a un ingeniero industrial del Hospital General de Elche que le quedaba poco para retirarse. Crearon así una vacante en este centro justo un día antes de que se publicaran las bolsas definitivas. Cuando se publicaron, de repente ella ya no estaba excluida.

 

¿La bolsa fue recurrida?

Si, hubo varios aspirantes que interpusieron recursos contenciosos-administrativos. Con esta excusa, el Hospital nombró ingeniera de mantenimiento a esta persona en vez de recurrir a la bolsa. Un cargo para el que no está cualificada de ejercer, ni siquiera de manera provisional.

La Administración debería haber dado el empleo al ingeniero industrial que tuviera más méritos, no a una persona cualificada para mantener aviones. Ella no está capacitada para firmar los proyectos de electricidad o fontanería que precise el hospital.

El Hospital General de Elche funciona siempre así, dando plazas por enchufe. No me extraña que esté tan mal mantenido. Cada vez que sale algún desperfecto, ponen una maceta o un mueble para taparlo. Tienen prácticamente expuesto todo el catálogo del IKEA de Murcia.

 

¿Qué poder tiene esta persona dentro de la Administración?

Lo desconozco, pero debe ser amiga de alguien muy importante. La incorporaron inmediatamente al cargo, como si el edificio del Hospital se fuera a derrumbar si pasara un solo día sin ingeniero de mantenimiento.

Ahora, mientras que se resuelven los recursos y mi denuncia, ella acumulará puntos e imagino que quien la esté protegiendo podrá buscarle un puesto aún mejor en el futuro.

 

¿Has denunciado esta supuesta injusticia por vía judicial?

Aún no puedo, la Administración tiene tres meses de plazo para responder desde que interpuse la denuncia por vía interna, el 29 de septiembre. Francamente no tengo muchas esperanzas de que ni siquiera me contesten.

En realidad esto es peor para ellos. Si hubieran rectificado en cuanto denuncié, podían haber alegado un error administrativo. Que habían traspapelado el título académico de esta persona, o algo así. Pero ahora ya conocen los hechos y han tenido tiempo para subsanar. Que no lo hayan hecho evidencia que no fue un error.

Estoy dispuesto a seguir recurriendo y acudir a los tribunales. Ya lo tengo hablado con un abogado y voy a ir a por todas.

 

¿Es la primera vez que ves algo así?

Desgraciadamente no. Llevo años trabajando en la Administración, y estos casos descarados de enchufismo son demasiado habituales. Alguien quiere favorecer a alguien, y cuando denuncias no te contestan esperando que te canses. Si al final el asunto llega a manos del político de turno, lo deja pasar esperando que el problema se lo coma el siguiente. Somos un país de pandereta.