«Pacheta es esa figura del puzle que hace que todo lo demás encaje»

- Escrito el 06 agosto, 2018, 8:00 am
17 mins
El Presidente considera que hay un mayor porcentaje de permanecer si se mantiene el grupo que haciendo grandes cambios

Diego García se ha quitado una mochila y años de encima tras el ascenso del Elche a Segunda División. El presidente ha logrado salvar una de las peores etapas de la historia de la entidad franjiverde, que se encontraba acosada por las deudas y litigios y hundida en lo deportivo.

García pretende hacer borrón y cuenta nueva para comenzar casi desde cero. Advierte de que, pese a que el futuro se ha despejado, aún quedan demasiados frentes abiertos, por eso tiende la mano al IVF para desjudicializar a la entidad y pide a la afición que se una para afrontar los desafíos que se avecinan. Defiende con pasión la labor de Cordero, elogia a Pacheta y desea que el Martínez Valero reviva cada partido la energía que tuvo en el pasado playoff.

Ya ha pasado un mes desde el ascenso. ¿Ha logrado asimilar ya todas las emociones vividas durante la pasada temporada?
«Se ha valorado poco el trabajo de Cordero porque hizo una gran plantilla y supo retocarla en el mercado de invierno»

Lo vamos haciendo poco a poco. Fue una temporada muy dura, con mucho sufrimiento. Me acuerdo que, tras el descenso, tomé una decisión drástica que levantó ampollas dentro y fuera del consejo: nombrar a Jorge Cordero como director deportivo. Era una apuesta mía, personal. Se me acusó de haber entregado el club a Quique Pina, pero el tiempo me dio la razón. Ahora nos sentimos con la satisfacción del deber cumplido. Ha sido un gran esfuerzo que dio sus frutos.

¿Nunca tuvo dudas de la plantilla?
«Tuve algunas dudas, pero los jugadores estuvieron esperando su momento para demostrar al final su verdadero potencial»

En algún momento sí, pero en las charlas con los jugadores siempre veía en sus ojos el compromiso con el club. Me ha dado la sensación de que se les ha hecho larga la competición porque estaban esperando su momento, el sprint final, para demostrar su verdadero potencial. Es verdad que cuando se nos escapó el liderato pasamos un momento de dudas, pero los jugadores se prepararon bien para dar lo mejor cuando llegó la hora de la verdad.

La Segunda B es arenas movedizas. O huyes rápido o te hundes y ya no sales. ¿Qué importancia tiene para el club haber salido de forma inmediata de esta categoría?

Era vital para nosotros. Equipos con tradición y potencial como el Hércules, Cartagena, Oviedo o Murcia están o estuvieron atrapados durante muchos años. En Segunda B todo se hace más difícil porque los jugadores vienen con presión y para todos los equipos somos los rivales a batir. No hay partido fácil, porque para todos jugar contra el Elche es una final. Y además los ingresos se reducen casi a la nada.

Se habla mucho de la figura de Pacheta, pero usted, siempre que puede, reivindica la labor de Jorge Cordero.  

Es que creo que se le ha valorado poco. La elección de Pacheta, que nadie lo olvide, también fue cosa de él. Cuando estás en una situación de máxima emergencia necesitas salir de ella con gente de tu confianza. Y Jorge ya había demostrado en Cádiz su capacidad para superar estas situaciones y convivir con la presión. Hizo una gran plantilla en verano y luego supo reforzarla en enero, a pesar de lo difícil que es siempre ese mercado.

El ascenso rompió por fin un trienio negro en la historia del Elche. ¿Marcará el inicio de una nueva época?

Estoy convencido. En enero y febrero se decía que los sueldos no se iban a pagar, que nos íbamos a la liquidación… Hemos pasado un año duro, de taparse los oídos y mirar hacia adelante. Pero lo peor ya ha pasado. Le doy las gracias a los empleados del club, que han hecho piña. Hemos sido una familia.

Y a la afición le doy las gracias por acompañarnos en esta etapa tan dura. Nos ha seguido en unas condiciones terribles, en campos poco apropiados, y por eso merecía un gesto de cariño en la campaña de abonos. No es cierto que en su gran mayoría esté contra el Consejo. A mí me para mucha gente por Elche para darme la enhorabuena y animarme a seguir trabajando como hasta ahora.

¿Cómo le sentaron los pitos de un sector de la afición en la celebración del ascenso?

Creo que fueron muchos menos de los que se dijeron y que, en cierta manera, estuvieron motivados por ciertas informaciones que no fueron realidad. Todo el mundo es libre de abuchear y de expresar sus opiniones, pero algunos datos me hacen pensar que podían estar preparados.

¿Cómo?

Se destacó en algunos medios que yo había dedicado el ascenso a Pepe Sepulcre, cuando en realidad, y se puede escuchar la grabación, dije que se lo dedicaba a la afición, a los empleados, a sus familias, a los miembros de la fundación y a los accionistas. También se me acusó de no haber salido al balcón por miedo, cuando en realidad no estaba previsto nada más que el discurso institucional en el salón de plenos. Insisto en que lo que a mí me llega en el boca a boca, que son más felicitaciones que críticas.

Sepulcre rompió hace unas semanas tres años de silencio para opinar sobre el Elche. Dijo, entre otras cosas, que inyectó dinero este año y que usted y su Consejo, aunque a veces le consultan, son los que dirigen el club.

No tengo nada que añadir. Es verdad que nos ha ayudado económicamente, que no ha entrado en la gestión ni en las decisiones y que no quiere volver a la presidencia. Y es cierto que a veces le he consultado cosas, pero porque considero que la experiencia es importante. Una persona que ha estado ocho o nueve años en un cargo tiene un conocimiento que nos puede ayudar en determinados temas. Le he consultado temas a él, pero también a otras personas que han estado vinculadas a la entidad en otras etapas.

¿Servirá el ascenso para recuperar la soñada paz social y la estabilidad?
«Respeto las protestas, pero también hay mucha gente en Elche que me para por la calle y me felicita»

Debería ser así. Ya dije que todos tenemos que estar juntos para ser como un puño y poder golpear fuertes. Si no estamos unidos seremos más débiles. A mí los pitos o protestas no me hacen daño, se lo hacen al equipo y al club. Las dudas y divisiones debilitan. Este próximo año tenemos que demostrar que somos una afición tremenda. Vamos a tener enfrente a equipos como el Deportivo de La Coruña, Sporting de Gijón, Oviedo o Cádiz, con aficiones que crean un ambiente hostil a los rivales. Tenemos que demostrar que podemos ser mejores que ellos para proteger a nuestro equipo.

Lo único que pido es que tiremos del mismo carro. Mejor o peor, con aciertos y errores, la voluntad de este consejo es llevar al Elche a las mayores cotas.

Miremos hacia adelante. Pacheta ya avisó a la afición de que la próxima temporada no habrá grandes nombres en la plantilla, pero sí hombres. ¿Comparte esa filosofía?
«Tendremos uno de los presupuestos más bajos de la categoría, pero eso no nos da ningún miedo»

Por supuesto. Este año vamos a contar con uno de los presupuestos más bajos de la categoría, condicionados por el tope salarial. Asumimos ese rol, pero no tenemos ningún miedo. Vamos a hacer un equipo que va a luchar en todos los campos y al que habrá que pasarle por encima para ganarle. Los grandes cambios y revoluciones no garantizan nada. Creo que tenemos más porcentaje de permanecer manteniendo el grupo que con grandes cambios.

La experiencia dice que en Segunda los presupuestos no son definitivos.

Por eso decía que no tenemos miedo. El Barcelona B bajó con un presupuesto de 19 millones, pero el Huesca, con cinco, ascendió como campeón. Osasuna, con 13, no entró ni en la promoción, mientras el Valladolid, con seis, ascendió. Hay mil ejemplos de que el dinero en Segunda no lo es todo.

¿Se ha convertido Pacheta en el mejor comunicador del club?

Pacheta es un líder en el terreno de juego y en el vestuario. Y también un buen comunicador que ha sabido conectar con la gente, los medios, su equipo de trabajo y la afición. Pacheta ha sido esa pieza del puzle que hace que todo tenga sentido y funcione. Es como ese arco de medio punto que aguanta todo el peso de la estructura.

¿Qué le espera al Elche en el aspecto institucional este próximo curso?

Pues no va a ser un año tranquilo. La verdad es que solo de pensar en todo lo que viene lo paso mal. Tenemos que realizar algunos pagos tremendos, como a Hacienda. También está pendiente el tema del Institut Valenciá de Finances (IVF), que tenemos que solucionarlo de una vez por todas.

¿Para cuándo la paz entre el consejo e Illueca?
«Una de las prioridades para el próximo ejercicio es solucionar de una vez por todas el conflicto con el IVF»

Este asunto es una de nuestras prioridades, sin lugar a dudas. Ni el Consejo, ni el Ayuntamiento, ni Illueca (director del IVF) hemos sido capaces de solucionarlo hasta ahora. Tenemos que mirarnos a la cara, arremangarnos y arreglar este asunto de una vez por todas. La prioridad es consolidar al equipo en Segunda y eso pasa por lograr la permanencia, pero el otro gran reto es llegar a un acuerdo con el IVF.

Illueca abrió la puerta recientemente a la llegada de nuevas ofertas por el club.

Seguimos estando abiertos, pero siempre que sean serias, concretas y fiables. El tiempo nos dio la razón en los casos anteriores. El Consejo, si hay interés real y un beneficio para el Elche, atenderá a todo el mundo.

La suspensión cautelar del pago de la sanción de Bruselas fue casi otro ascenso. ¿En qué ha cambiado la situación del club?

Nos quitó un yugo de encima. Era una espada de Damocles. La suspensión nos dejará ahora margen para trabajar durante uno o dos años por lo menos. Lo bueno del auto es que, además, comienza a desvelar y a plantear que existen argumentos suficientes para dudar de la legalidad de la resolución de Bruselas sobre la sanción y su cuantía.

La Comisión Europea (CE) va a tener que comenzar un nuevo procedimiento, con el tiempo que ello conlleva, sumado a las posteriores alegaciones. Nos abre una ventana de oxígeno muy importante.

¿Qué sueño pendiente tiene como presidente del Elche?

Crear una Ciudad Deportiva, aunque es evidente que es algo que no puede ser ahora a corto plazo porque hay otras prioridades. Pero este próximo ejercicio vamos a dar los pasos oportunos en Urbanismo para preparar los terrenos del club para que pueda acoger una futura residencia de jugadores. Sabemos que es algo importante para el Elche, pero ahora hay otras cosas urgentes que requieren más atención.

¿Con qué se conformaría la próxima temporada?

Con que cada domingo nuestro estadio sea una fiesta, tal y como se vivió durante el playoff de ascenso. Eso empujaría a nuestro equipo hacia arriba. Si logramos revivir ese ambiente tendremos mucho ganado.

En toda la entrevista no ha dicho la palabra Primera División.
«Nuestro primer y único objetivo es consolidar al equipo en Segunda y sumar cuanto antes los 50 puntos»

El objetivo es alcanzar cuando antes los 50 puntos y a partir de ahí, veremos. Los 50 puntos es lo que llevamos marcado en la frente.