Posible solución al pago del IRPF de los vecinos de San Antón en la compra de los pisos nuevos

El alcalde de Elche, Carlos González, apunta tras entrevistarse en Madrid con el subdirector general de Tributos, que la solución más adecuada es que las subvenciones sean tratadas como una deducción fiscal en el tramo autonómico del IRPF

- Escrito el 07 noviembre, 2018, 11:00 am
4 mins

La solución para que los vecinos de San Antón que han adquirido pisos en los nuevos bloques con los que se está regenerando el barrio no tengan que pagar a Hacienda por las ayudas recibidas es que éstas sean consideradas como una deducción fiscal en el tramo autonómico del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Para ello, el alcalde tiene previsto mantener un encuentro de inmediato con el director general de Tributos de la Generalitat Valenciana con el fin de concretar esta propuesta.

El alcalde de Elche, Carlos González, ha apuntado esta vía tras entrevistarse ayer en Madrid con el subdirector general de Tributos y técnicos del Ministerio de Hacienda, en compañía del concejal de Urbanismo, José Manuel Sánchez, y del gerente de Pimesa, Antonio Martínez, empresa municipal que promueve la construcción de los edificios.

Asimismo, Carlos González, tiene previsto pedir a la Agencia Tributaria que suspenda la tramitación de los expedientes que afectan a los vecinos del primer bloque de viviendas, familias humildes con rentas bajas, hasta que este asunto se solucione de forma definitiva.

“Hemos mantenido una reunión con el subdirector general del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para analizar la situación tributaria generada por las ayudas del Ministerio y de la Generalitat Valenciana a los vecinos del barrio de San Antón. Como se sabe, las subvenciones percibidas tributan, se integran en el IRPF, y suponen importantes cuantías que deben ser pagadas por los perceptores de las mismas. Para que la rehabilitación de San Antón sea viable, las subvenciones percibidas por los vecinos tienen que ser neutras desde el punto de vista fiscal y por lo tanto no tributar”, ha señalado el alcalde al finalizar la entrevista.

“Para ello, hemos encontrado como solución más adecuada que dichas ayudas sean consideradas como una deducción fiscal en el tramo autonómico del IRPF para que los perceptores de las mismas no tengan que pagar el impuesto, algo que deber ser asumido y atendido por la Generalitat Valenciana”, agrega el regidor ilicitano.

Carlos González ha señalado, por otra parte, que “vamos a pedir a la delegación especial de la Agencia Tributaria que hasta que se solucione este asunto de forma definitiva suspenda la tramitación de los expedientes que afectan a los vecinos del primer bloque del barrio”.

En el barrio ilicitano de San Antón se está acabando la primera fase de rehabilitación que consiste en la construcción de tres bloques de 74, 120 y 90 pisos, respectivamente, en el primero de los cuales ya hay 74 familias viviendo. Asimismo, el Equipo de Gobierno Municipal ha encargado a la empresa municipal PIMESA el inicio de las gestiones necesarias para llevar a cabo la segunda fase, que contempla la construcción de un nuevo bloque de 55 viviendas.