Preparados para todo

Cruz Roja ha ampliado su plantilla para dar cobertura a las playas de Santa Pola durante este verano. En total 31 personas con diferentes cometidos en las distintas playas: Calas del Este, Varadero, Santiago Bernabeu, playa de Levante, Gran Playa, Playa Lisa y Tamarit Este año, por primera vez, se dispone de un protocolo que se ha elaborado para que los socorristas sepan lo que tienen que hacer ante cualquier situación de amenaza. Lejos de querer alarmar a la población se trata de todo lo contrario, de estar preparados ante cualquier situación para saber cómo resolverla. Según Carlos García Santonja, subcordinador de Cruz Roja en las playas de Santa Pola, “el protocolo en playas está basado principalmente en las tareas de evacuación y se han programado simulacros durante este mes”. Desfibriladores Otra novedad para este año es la contratación de dos enfermeros en los puestos centrales de socorro, que cuentan con vehículos de incorporación rápida dotados de desfibriladores. En total cuentan con diez DESA (desfibriladores semiautomáticos) que estarán prácticamente en todos los puestos de cruz roja. Un nuevo paso en la gestión de playas para asistir en los primeros minutos a una persona con parada cardiaca y poder salvarle la vida. Santa Pola dispone, además, de dos playas adaptadas para bañistas con discapacidades físicas o psíquicas con el fin de que puedan disfrutar de un baño en el mar igual que los demás. Para ello se les ha dotado de ´sillas anfibias` en las que se les introduce en el agua, con la seguridad que garantiza estar controlados en todo momento por personal cualificado. Estas son, además, playas de fácil accesibilidad. La Plataforma Estatal representativa de personas con discapacidad física (PREDIF), en colaboración con la Fundación Caser, analizaron la accesibilidad de las playas de la Comunidad Valenciana, destacando la Playa de Levante y Gran Playa entre las ocho playas mejor adaptadas y accesibles del levante español. La principal preocupación de los socorristas son las plagas de medusas Intervención sanitaria En general las playas de Santa Pola son tranquilas y no ofrecen peligros. La principal preocupación de los socorristas son las plagas de medusas, especialmente en Gran Playa, que se repiten todos los años y que ocupan el mayor tiempo del personal de Cruz Roja con las curas. En cuanto a las imprudencias que se suelen cometer en la playa, según García Santonja, “la principal es, año tras año, la que cometen los bañistas de no respetar el color de la bandera que hay cada día en las playas, indicándonos cuál es el estado del mar”. Afortunadamente son playas de aguas tranquilas donde la mayor parte del verano luce la bandera verde. Relacionado

Por primera vez Cruz Roja instruye en Santa Pola al personal de playas ante cualquier posible amenaza terrorista. Para ello se han programado simulacros para este verano basados, principalmente, en normas de evacuación

- Escrito el 03 julio, 2017, 9:30 pm
4 mins
Cruz Roja ha ampliado su plantilla para dar cobertura a las playas de Santa Pola durante este verano. En total 31 personas con diferentes cometidos en las distintas playas: Calas del Este, Varadero, Santiago Bernabeu, playa de Levante, Gran Playa, Playa Lisa y Tamarit

Este año, por primera vez, se dispone de un protocolo que se ha elaborado para que los socorristas sepan lo que tienen que hacer ante cualquier situación de amenaza. Lejos de querer alarmar a la población se trata de todo lo contrario, de estar preparados ante cualquier situación para saber cómo resolverla. Según Carlos García Santonja, subcordinador de Cruz Roja en las playas de Santa Pola, “el protocolo en playas está basado principalmente en las tareas de evacuación y se han programado simulacros durante este mes”.

Desfibriladores

Otra novedad para este año es la contratación de dos enfermeros en los puestos centrales de socorro, que cuentan con vehículos de incorporación rápida dotados de desfibriladores. En total cuentan con diez DESA (desfibriladores semiautomáticos) que estarán prácticamente en todos los puestos de cruz roja. Un nuevo paso en la gestión de playas para asistir en los primeros minutos a una persona con parada cardiaca y poder salvarle la vida.

Santa Pola dispone, además, de dos playas adaptadas para bañistas con discapacidades físicas o psíquicas con el fin de que puedan disfrutar de un baño en el mar igual que los demás. Para ello se les ha dotado de ´sillas anfibias` en las que se les introduce en el agua, con la seguridad que garantiza estar controlados en todo momento por personal cualificado. Estas son, además, playas de fácil accesibilidad.

La Plataforma Estatal representativa de personas con discapacidad física (PREDIF), en colaboración con la Fundación Caser, analizaron la accesibilidad de las playas de la Comunidad Valenciana, destacando la Playa de Levante y Gran Playa entre las ocho playas mejor adaptadas y accesibles del levante español.

La principal preocupación de los socorristas son las plagas de medusas
Intervención sanitaria

En general las playas de Santa Pola son tranquilas y no ofrecen peligros. La principal preocupación de los socorristas son las plagas de medusas, especialmente en Gran Playa, que se repiten todos los años y que ocupan el mayor tiempo del personal de Cruz Roja con las curas.

En cuanto a las imprudencias que se suelen cometer en la playa, según García Santonja, “la principal es, año tras año, la que cometen los bañistas de no respetar el color de la bandera que hay cada día en las playas, indicándonos cuál es el estado del mar”.

Afortunadamente son playas de aguas tranquilas donde la mayor parte del verano luce la bandera verde.